Exigen liberación de Adela Gómez, activista presa en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- A 47 días de su encarcelamiento, dos hijas de la activista Adela Gómez Martínez exigieron al gobernador Manuel Velasco atender el llamado de organismos locales, nacionales e internacionales, y dejar en libertad a su madre, quien es acusada de extorsión y motín tras participar en una manifestación campesina.

En rueda de prensa, las hermanas Tania y Libertad Rincón Gómez señalaron hoy que diversas voces se han levantado para denunciar las condiciones del encarcelamiento de la activista y condenar la violencia ejercida en contra de la familia.

Grupos como Amnistía Internacional (AI) también han denunciado el secuestro de Pavel Hernández, hijo de Noé Hernández Caballero, así como la violación de Tania Rincón Gómez, hija mayor de la activista. Adela y Noé son esposo y dirigentes estatales de la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP).

A lo anterior se suma, subrayaron, la condena al gobierno estatal por negarle la atención médica especializada que requiere con urgencia la activista.

También dieron a conocer que el senador Alejandro Encinas les notificó que propuso ya a la Cámara alta un exhorto a Velasco Coello y al procurador de Chiapas para que se desistan de las acusaciones contra los profesores Adela Gómez Martínez y Noé Hernández Caballero, detenidos el 15 de agosto.

En el exhorto, el senador perredista considera injusta la detención de los dos líderes campesinos, ya que lo que se está castigando es el derecho humano a la protesta pacífica.

Por ello también propuso un exhorto al Tribunal Superior de Justicia y al Consejo de la Judicatura de Chiapas para que valoren las irregularidades registradas en el proceso jurídico que se sigue a ambos líderes sociales.

Las hermanas Tania y Libertad dijeron hoy que ya hicieron una petición a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) para que realice las investigaciones pertinentes, sobre presuntos actos violatorios de derechos humanos.

Indicaron que los profesores Adela Gómez Martínez y Noé Hernández Caballero ahora se encuentran recluidos en el penal El Amate, en el municipio de Cintalapa, a unos 90 kilómetros al poniente de Tuxtla.

Cabe recordar que durante la detención de ambos activistas, Tania Rincón y Pavel Hernández también fueron detenidos por varias horas. Sin dar más detalles, la joven refirió que una mujer policía abusó sexualmente de ella.

Comentarios