Desde Indonesia, Peña reta: asumo el costo político de las reformas

MÉXICO, D.F., (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto advirtió hoy que su gobierno está dispuesto a asumir la responsabilidad y el “costo político” de la reforma hacendaria.

Desde Indonesia,  donde participa en la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y en clara alusión a la inconformidad mostrada por la cúpula empresarial que tilda de regresiva su reforma, el mandatario defendió las reformas estructurales que impulsa su gobierno al asegurar que con ellas se romperán paradigmas, estereotipos y modelos que hoy –subrayo– ya no funcionan.

Asimismo, presumió a México como el séptimo destino más atractivo para invertir en los próximos años, de acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

“México es un país que cuenta con excelentes condiciones de negocios para empresarios e inversionistas”, dijo el mandatario en una cena privada en el marco de APEC.

Durante el foro “Invertir para una economía resistente”, el mandatario mexicano confió en que pese a las diferencias con algunos sectores, será posible materializar las reformas energética y fiscal.

Quien tiene la responsabilidad de gobernar “tiene que encarar su responsabilidad adoptando medidas que no suelen ser las más populares, pero también, y lo dejo muy en claro, es un gobierno que ha actuado con disposición a escuchar y recoger inquietudes y propuestas de sectores que eventualmente se sientan afectados”, dijo.

No obstante, la Presidencia de la República rechazó ayer la solicitud que hizo el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, de convocar a una consulta nacional sobre la reforma energética.

Según Peña, sus propuestas han encontrado resistencia de algunos sectores, “pero entendemos bien que en este clima plural democrático, de acuerdo y de búsqueda de coincidencias, será posible, y estoy muy optimista, que podamos concretar importante reformas que van a favorecer que México pueda desplegar su potencial y capacidad”.

Sobre la reforma fiscal, dijo que está orientada a fortalecer la capacidad financiera del Estado mexicano y de los tres órdenes de gobierno.

“Esto implica, sin duda, un desgaste para el gobierno, pero asumo la responsabilidad que tenemos si realmente queremos invertir más en infraestructura, más en educación para los jóvenes”, sentenció.

Asimismo, reconoció que el país está rezagado en su oferta educativa, sobre todo en el nivel superior, “y si queremos realmente ser más productivos, que ha sido una de las razones por la que nuestra economía no ha logrado un mejor desempeño y por la que hemos perdido competitividad, tenemos que hacer mayor inversión en educación superior”, apuntó.

Agregó que en el país hay un ambiente de acuerdo entre las distintas fuerzas políticas, “lo que no significa que no tengamos diferencias”.

En ese contexto, resaltó que todo esto es parte de un proceso “y será en los próximos meses, o en las próximas semanas, que se lleve a cabo el debate sobre las últimas reformas que hemos planteado en este año, especialmente la hacendaria y la reforma energética”.

Ambas, precisó están orientadas, por un lado, a que el Estado tenga capacidad para poder hacerle frente a las necesidades que tiene el país, y segundo, la que tiene que ver con la reforma energética, que México pueda desplegar su potencial en esta materia.

“Somos un país con amplias reservas energéticas pero con una incapacidad para poder explotarla suficientemente”, advirtió.

De acuerdo con Peña, otras naciones han logrado un desarrollo acelerado en las últimas décadas, que han hecho ajustes y cambios a tiempo, pero México, añadió, se ha rezagado en esta parte.

Destacó que las grandes fortalezas del país, entre ellas sus recursos energéticos, su ubicación geográfica y los acuerdos que tiene con 45 países, son insuficientes por sí mismas para que México pueda tener un mejor desempeño en su economía.

Por eso, agregó, se han hecho ajustes y cambios estructurales. “Yo estoy optimista y creo que si logramos procesar y conciliar los puntos de diferencias que tienen algunos sectores de la sociedad, será posible materializar los grandes cambios para bien y transformación de México”, concluyó.

 

Comentarios

Load More