Piden la medalla “Belisario Domínguez” para el periodista Paco Huerta

MÉXICO, D.F. (apro).- Al conmemorarse el centenario luctuoso del senador Belisario Domínguez, un grupo de ciudadanos propuso que la presea que lleva su nombre sea otorgada de manera póstuma al extinto periodista Francisco Paco Huerta.

Desde el pasado mes de agosto, una comisión promotora integrada por Martha Elena Ramírez, Jesús González Schmal, Luis Javier Solana, Guillermo Fabela, Radio Bilingüe y la Asociación Cívica “General Francisco L. Urquizo”, entregaron al Senado, la propuesta así como una relación de periodistas, asociaciones civiles e instituciones de educación superior que respaldan la promoción.

Durante más de tres décadas, Paco Huerta condujo programas radiofónicos con micrófonos abiertos a los radioescuchas, en vivo y sin censura.

Según los promotores de la candidatura, en los últimos 15 años de su carrera Huerta fue objeto de diferentes represiones y despidos relacionados con la apertura de sus programas.

De 1976 a 1982, Huerta condujo el programa Opinión Pública, en el que logró una numerosa audiencia matutina hasta que el gobierno del presidente José López Portillo ordenó a la empresa ABC Internacional que saliera del aire.

Articulistas como Miguel Ángel Granados Chapa y Heberto Castillo abordaron la censura a Huerta en sus respectivos espacios en esa época.

El cierre de su espacio radiofónico no sólo implicó su despido, sino que, a través de Nezahualcóyotl de la Vega, quien era dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de Radio y Televisión (STIRT), le aplicaron la llamada “cláusula de exclusión”, consiguiendo que ninguna difusora lo contratara.

De acuerdo con Jesús González Schmal, uno de los promotores de la entrega de la presea a Huerta, el despido del comunicador motivó marchas y manifestaciones, inclusive en Los Pinos, hasta que finalmente, se le contrató en la XEW, donde condujo el programa Voz pública.

Sin embargo, en la XEW se le asignó un horario nocturno, que en radio es el peor por los bajos niveles de audiencia, lo cual fue remontado por Paco Huerta, que volvió a alcanzar un amplio rating.

Ahí permaneció hasta 1990, cuando el gobierno de Carlos Salinas pidió su salida del aire. Meses después, se le abrió un espacio en Radio Educación.

“Con el cambio de gobierno se pensó que se acabarían las persecuciones y en efecto, a finales del sexenio de Zedillo reinició transmisiones en Radio Fórmula. Sin embargo, ya en el gobierno de Fox, conocidos los casos de corrupción que implicaban a los hijos de la entonces primera dama, Marta Sahagún, la persecución regresó. Las órdenes de Los Pinos llegaron a Rogerio Azcárraga”, sostiene González Schmal.

Semanas después de la cancelación de su espacio en Fórmula, el comunicador murió.

Entre otros proyectos radiofónicos de Paco Huerta destaca el de Inocente o culpable, programa que consistió en entrar a los reclusorios y grabar la versión de los presos respecto a sus casos.

“El efecto fue asombroso porque se descubrieron no pocos juicios aberrantes, que pusieron en entredicho la administración de justicia en México”, apunta González Schmal, quien, afirma, se le restringieron recursos y se le cerraron las puertas de los reclusorios.

La postulación de Paco Huerta ocurrió en agosto último, en el contexto de la postulación que habían ventilado algunos legisladores panistas para que la presea fuera entregada a Jacobo Zabludovsky.

Cada año, el Senado de la República elige  a quien se otorgará la Medalla Belisario Domínguez, la presea más importante que confiere el Estado mexicano a sus ciudadanos “que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la humanidad”.

La semana pasada, el senador priista Emilio Gamboa Patrón, anunció que la decisión sobre la entrega de la Belisario Domínguez, se postergaría. Aunque la idea de algunos legisladores era que el anuncio se realizara en Comitán Chiapas el día de hoy, pues de ese lugar era originario Belisario Domínguez, el anuncio se canceló.

La postergación ocurrió luego de que legisladores del PAN promovieran que la medalla fuera entregada también de manera póstuma a Alonso Lujambio, quien fuera consejero del IFE, comisionado del IFAI, secretario de Educación con Felipe Calderón y senador por el PAN.

Además de los mencionados integrantes de la Comisión Promotora de la medalla para Paco Huerta, la promoción fue firmada por 32 periodistas, escritores, organismos sociales, instituciones y universidades, especialmente, quienes integran el jurado del Premio Nacional de Periodismo.

Comentarios

Load More