Acusa Bozzo a Aristegui de buscar pretextos para no concederle el derecho de réplica

MÉXICO, D.F. (apro).- Laura Bozzo reanudó los ataques en contra de la periodista Carmen Aristegui al acusarla de utilizar puros pretextos para no concederle derecho de réplica por las alusiones a su persona que se hicieron en días pasados.

En su cuenta de Twitter, la conductora de Televisa dio a conocer un supuesto documento oficial que la exime de responsabilidad en el juicio iniciado contra el expresidente Alberto Fujimori por el desvío de tres millones de dólares que fueron a parar al programa que conducía en aquel tiempo en su tierra natal.

Además, reprochó a Aristegui, titular de la primera emisión de Noticias MVS, que siga sin darle derecho de réplica para dar su versión sobre el supuesto uso de recursos públicos para montar un teledrama de la tragedia en Guerrero.

“Pretexto de @AristeguiOnline decir que no me encuentra para no darme réplica. Y quiere que le mande mensaje grabado para editar a su gusto”, escribió en su cuenta ‏@laurabozzo casi una semana después de que la periodista informara en su noticiero matutino que su productora buscó, sin éxito, a la de Bozzo para coordinar el ejercicio.

En otro mensaje también reprochó a Aristegui por haber hecho referencia, el pasado 1 de octubre –en una entrevista con el procurador Anticorrupción de Perú, Julio Arbizu— a la relación sentimental que mantuvo con Vladimiro Montesinos, Jefe del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú, durante el gobierno de Fujimori.

“Usted @AristeguiOnline atacó mi vida personal. Habló de amantes y muchas cosas por 65 minutos. Ahora, respete que #TengoDerechodeRéplica (sic)”.

En otro mensaje, señaló que esta semana “saldrán muchas cosas a la luz siempre lo he dicho tarde o temprano la verdad se sabe gracias a todos los que creyeron en mi beso” (sic) y en un siguiente mensaje adjuntó una imagen supuestamente del documento del juicio en el que se le declara inocente.

La imagen corresponde solamente a un párrafo de la hoja por lo que no se aprecia, membrete alguno, sello de autoridad, folio, o rúbrica que demuestre que se trata de un documento oficial.

Además, el párrafo es muy específico y no deja lugar a dudas de que la conductora fue declarada inocente de recibir dinero, pero no niega el apoyo al gobierno de Fujimori.

Se lee en la imagen del párrafo, que Bozzo acompañó con el siguiente mensaje: “Para muestra un botón se dijo en el programa de la Sra. Aristegui que recibí tres millones por favor lean el anexo”.

Dicho anexo, dice:

“El Colegiado en mayoría considera que no se ha acreditado que la acusada Bozzo Rotondo haya recibido periódicamente fondos públicos de Vladimiro Montesinos Torres a cambio de prestar apoyo al régimen del ex Presidente Alberto Fujimori en sus programas “Laura en América” y especiales de corte político, pues se ha descartado por opinión unánime de las tres integrantes que haya recibido cincuenta mil dólares y luego tres millones de dólares, todas vez que esas dos imputaciones se limitan al único dicho de la testigo Matilde Pinchi Pinchi”.

A la imagen siguió otro mensaje en el que Bozzo aseguró: “Dejo constancia que tengo todos los documentos y la anulación de mi juicio por la corte suprema no voy a permitir mentiras NUNCA MAS besos”.

El pasado 1 de octubre, Aristegui entrevistó al procurador Anticorrupción de Perú, quien acusó a su paisana de haber apoyado a través de su programa la reelección de Fujimori y de haber colaborado con una red criminal en el desvío de tres millones de dólares.

Según el funcionario peruano el desvío de fondos de las fuerzas armadas fue para repartirlos a diferentes actores, entre ellos a la actual conductora de Televisa, para apoyar la reelección del entonces presidente Fujimori.

“Los periodistas alquilaban la línea editorial de sus diarios… queda claro que el pago hecho a los dueños de la televisora (en la que trabajaba Bozzo) era para la reelección de Fujimori”, dijo Arbizu en entrevista con Noticias MVS, primera emisión el pasado 1 de octubre.

“Una de las imputaciones fue recibir una joya de manos de Vladimiro Montesinos y aunque no se pudo comprobar sí fue parte de investigación, aunque se ha hablado mucho de la relación personal entre Montesinos y Bozzo pero es más el fin económico que estaba impulsado por la reelección de Fujimori”, señaló Arvizu en la entrevista con Aristegui.

La corrupción en la que se vio involucrada la presentadora adquirió tales dimensiones que en Perú, señaló Arbizu, dio pie a que se hicieran modificaciones legales para que el delito de peculado que sólo se atribuía a funcionarios públicos en Perú, también alcanzara a personajes públicos.

Si bien, aclaró, esto no fue materia en el proceso judicial, el programa de Laura Bozzo en la televisión peruana desarrolló métodos “psicosociales” que funcionan como desvíos de atención pública sobre los problemas reales del país.

Sus contenidos, abundó, sirvieron como una especie de campaña en favor de Fujimori y en contra de los opositores, sin embargo nada de eso fue motivo de investigación y por ello, el canal 4, desde el que se transmitían los programas de Bozzo, conservó su concesión, aunque la empresa fue sometida a una reestructuración.
En suma, dijo, el caso de Bozzo es un asunto que da cuenta de “la obscenidad y el poder”.

Comentarios