La Comisión de Hacienda aprueba impuesto especial para refrescos y comida chatarra

Campaña contra consumo de refrescos. Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza Campaña contra consumo de refrescos. Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).-  Con los votos del PRD en la Comisión de Hacienda, el PRI logró aprobar la reforma hacendaria de Enrique Peña Nieto, que implica un aumento del 45 por ciento a los impuestos para los estados de las fronteras y una disminución de los beneficios sociales para la clase trabajadora.

Al filo de la medianoche fue aprobada la iniciativa, con 30 votos a favor del PRI, PRD, Panal y PVEM y la posición en contra de la fracción del PAN y del PT, más la sorpresiva abstención de Movimiento Ciudadano.

El legislador Rosendo Serrano, del PRD, defendió con vehemencia la reforma fiscal bajo el argumento de que por años la izquierda ha luchado para que paguen los que más tienen.

En cambio, la diputada panista Aurora Aguilar advirtió las consecuencias que tendrá la citada reforma para la clase trabajadora. Principalmente señaló las afectaciones que sufrirán los asalariados al disminuirse los vales de gasolina y despensa.

La panista reclamó a los perredistas votar a favor de la citada reforma fiscal y su posición leal al gobierno de Enrique Peña Nieto.

La nueva reforma fiscal esta tarde se someterá al pleno de la Cámara de Diputados. Prevé gravar con un 10 por ciento las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores, se aumentará del 31 al 35 % el ISR de forma progresiva (incluyendo a los asalariados que obtienen 500 mil pesos al año), se gravará con un peso el litro de bebidas endulzantes e IVA en alimento para mascotas y chicles.

Pero la reforma tiene otra cara que el PRD nunca reclamó: el seguro de desempleo se formará con parte de los recursos que los trabajadores asalariados han ahorrado durante años. Lo anterior implicará que tomen de su subcuenta de vivienda el 0.25 por ciento por parte del gobierno para de conformar una bolsa y pagar dicho seguro, por lo que quienes tienen un crédito de Infonavit tardarán hasta cinco años más en liquidar su deuda.

Otro aspecto nocivo para la clase trabajadora es que recibirá menos vales de despensa o su costo se sumará a su salario, lo que implicaría que suba su ingreso y por lo tanto figure en la tasa del ISR para pagar más impuestos.

Quienes viven en la frontera sufrirán un aumento del IVA del 11 al 16 %, es decir, se le igualará con el resto del país. El PAN advirtió que con esta medida no habrá mayor recaudación, pues los ciudadanos que viven en la frontera se cruzarán a Estados Unidos a hacer sus compras generando una quiebra en las empresas ubicadas en la frontera mexicana.

 

 

Comentarios

Load More