Valdés Zurita: dejo un IFE “mejor posicionado” que en 2008

MÉXICO, D.F. (apro).- Al concluir su gestión como consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés Zurita reiteró que deja un IFE “mejor posicionado” que en 2008, aunque admitió que ese órgano está obligado a ser cada vez más eficiente porque así lo exige, dijo, la dramática desigualdad que vive el país.

Durante la sesión del Consejo General, la última de su gestión, Valdés se despidió, al igual que los consejeros Alfredo Figueroa Fernández, Macarita Elizondo Gasperín y Francisco Guerrero Aguirre. En su discurso, aseguró que en los últimos cinco años el IFE realizó acciones con excelencia administrativa.

Asimismo, pidió a los cuatro consejeros que se quedan –Benito Nacif Hernández, Marco Antonio Baños Martínez, María Marván Laborde y Lorenzo Córdova Vianello– que no permitan que la incertidumbre por la elección de sus nuevos compañeros afecte sus acciones.

Luego de señalar que el IFE seguirá trabajando, “no se detendrá”, Valdés subrayó que los mexicanos “deben saber que los integrantes de este instituto asumirán la responsabilidad y trabajarán con apego a la ley”.

Añadió:

“Las cinco vacantes que a partir de mañana habrá en el IFE no impedirán que se tomen decisiones, y los cuatro consejeros harán un buen trabajo para continuar con la organización de los siguientes procesos electorales”.

Sobre la propuesta que hicieron los partidos políticos de crear un Instituto Nacional de Elecciones, precisó que no puede haber una nueva autoridad electoral sin tomar en cuenta al IFE y su autonomía.

“Si no se respeta la autonomía no habrá reforma electoral que nivele el piso de la competencia por el poder político”, puntualizó.

De igual manera, reiteró que el IFE es mucho más que su Consejo General, postura que secundó Alfredo Figueroa, quien al iniciar su discurso de despedida dijo que ser consejero fue uno de los más grandes privilegios que ha tenido.

En su oportunidad, el consejero Francisco Guerrero destacó que en el IFE se valora el papel del diálogo y se aprecian las diferencias. Ser consejero, dijo, “representó la experiencia más grata y compleja de mi vida”.

Macarita Elizondo, la otra consejera saliente, manifestó que además de las satisfacciones, la institución le absorbió el alma.
“Esta institución en la que estamos da muchas satisfacciones, (pero) absorbe el alma… Estamos dedicados dentro y fuera en cada proceso electoral a estar ubicables, a que estemos presentes si se nos necesita”, apuntó.

A partir de mañana, en el IFE quedarán cinco vacantes, porque desde principios de año renunció a su cargo el consejero Sergio García Ramírez.

Comentarios

Load More