Ponen fin a “matrimonio infantil” en Oaxaca

OAXACA, Oax., (apro).- Por unanimidad, la 61 Legislatura local aprobó modificaciones al Código Civil que eliminan el “matrimonio infantil”, pues su práctica encubriría “gravísimos casos de abuso, o de trata o venta de menores de edad”.

La propuesta presentada por el diputado petista Flavio Sosa establece los 18 años como edad mínima para casarse, razón con la que se supera un rezago de medio siglo en legislación sobre el tema.

El matrimonio a edad temprana niega, principalmente a las niñas, el derecho a su infancia, interrumpe su educación, limita de manera grave sus posibilidades de desarrollo y opciones de vida, aumenta su riesgo de sufrir violencia y abuso, y pone en peligro su salud y su vida”, justificó el legislador del Partido del Trabajo (PT).

Luego de la aprobación en el Congreso local, Sosa Villavicencio agradeció a sus colegas el haber avalado un mecanismo para proteger los derechos de la infancia oaxaqueña, especialmente de las niñas.

Además, advirtió que para la trata de personas con fines de esclavitud y de explotación sexual comercial infantil suelen establecerse contratos matrimoniales, con el fin de extraer a niñas y niños de sus comunidades.

El diputado recordó que, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), al menos 1.2 millones de niños son objeto de trata todos los años, la mayor parte dirigida a la prostitución infantil, aunque también para trabajos agrícolas e industriales.

Flavio Sosa recordó que, antes de la modificación legal, el artículo 147 del Código Civil establecía que “para contraer matrimonio el hombre necesita haber cumplido 16 años y la mujer 14”.

Peor aún, acotó, “los jueces mixtos de primera instancia en los distritos y los jueces de lo civil en la capital podían conceder dispensas de edad por causas graves y justificadas”.

Es decir, si un juez dispensaba la edad, era legalmente posible casar a una niña de 12 o 10 años, o menos. “La laxitud de nuestro Código era, mínimo, escandalosa; no había, de facto, una edad mínima para el matrimonio”.

“Por ello es de la mayor trascendencia la modificación que aprobamos hoy, para establecer como edad mínima la de 18 años, tanto para la mujer como para el hombre”, resaltó.

Incluso, apuntó, la medida legislativa también elimina la potestad de los familiares para otorgar el consentimiento para el matrimonio de los menores de edad.

Sin embargo, el legislador petista se dijo consciente de que el matrimonio a edades muy tempranas forma parte de las costumbres en muchas comunidades, “costumbre que, curiosamente, se aplica más a las mujeres que a los hombres, pues suelen celebrarse matrimonios entre un varón adulto y una niña”, y en muchos casos esa practica puede encubrir gravísimos casos de abuso, o de trata o venta de menores de edad.

Citó luego una investigación de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) que revela como es usual que en ciertas comunidades las niñas, antes de los 16 años, ya tengan al menos un hijo y estén casadas con varones de 10 y hasta 20 años mayores a ellas.

De acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México, acotó, en el país 388 mil 831 niños y niñas entre los 12 y los 17 años están casados o viven en unión libre.

Esa cifra, añadió, representa 3% de la población infantil y, de este grupo, unos 31 mil 558 niños y niñas tienen entre 12 y 14 años.

También recordó, según datos de Unicef, que las muertes maternas relacionadas con el embarazo y el parto son un componente importante de la mortalidad de las niñas de 15 a 19 años en todo el mundo, lo que implica 70 mil decesos cada año.

Se estima que 14 millones de adolescentes en esa franja de edad dan a luz cada año, y que tienen más probabilidades de morir durante el embarazo o el parto que quienes ya han cumplido al menos los 20 años.

 

Comentarios

Load More