La Policía Federal frustra ataque contra obispo de Apatzingán

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La Policía Militar tomó el control del municipio de Lázaro Cárdenas para hacerse cargo de la seguridad.

En tanto, elementos de la Policía Federal resguardan al obispo de Apatzingán, Miguel Patiño, ante un posible ataque en su contra por parte del cártel de Los Caballeros Templarios.

Desde las siete y media de la mañana de este lunes, miembros de la Policía Militar tomaron el control del puerto de Lázaro Cárdenas. Se están haciendo cargo de la vigilancia de carreteras y oficinas gubernamentales; en tanto, la Policía Municipal está resguardada en un cuartel, publica hoy el periódico Cambio de Michoacán.

Aparte, el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño, fue trasladado a un cuartel por parte de elementos de la Policía Federal, quienes frustraron un ataque en su contra.

El pasado 16 de octubre el obispo denunció en una carta episcopal que en el municipio se incrementó la violencia, los “levantones”, los asesinatos y la extorsión.

Como respuesta a los atentados de contra 18 instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad cometidos el fin de semana pasado, Patiño escribió:

“Los gobiernos municipales y la policía están sometidos o coludidos con los criminales, y cada vez más crece el rumor que el gobierno estatal también está al servicio del crimen organizado, lo que provoca desesperanza y desilusión en la sociedad”.

Comentarios