Sacerdote secuestrado atendía a víctimas de la violencia

CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).- El  sacerdote Carlos Ornelas Puga, quien en días pasados fue secuestrado, atendía a las víctimas de la constante  violencia que sufren los habitantes del municipio de  Jiménez, Tamaulipas.

Carlos Ornelas fue secuestrado la noche del domingo 3 de noviembre, después de presidir una misa en la Iglesia de Cinco Señores de Jiménez, confirmó una fuente de la Iglesia Católica.

Los últimos meses se han registrado en esa región constantes enfrentamientos entre grupos del crimen organizado rivales. Además, el secuestro de personas e incluso  familias completas.

El pasado sábado  9 de noviembre  fueron abandonados en la zona  varios  cadáveres descuartizados cerca del  rancho La Borbolla, ubicado sobre la carretera Jiménez- Padilla. Algunas versiones indican que entre estos cuerpos podría estar el de Ornelas Puga.

En lo que va de este mes suman nueve personas “levantadas” en el municipio, y hasta el momento se desconoce su paradero.

También tres agentes estatales  del grupo antisecuestro resultaron heridos al ser emboscados por miembros del crimen organizado cuando  investigaban la desaparición del  sacerdote.

El vicario de la Catedral de Ciudad Victoria, Fernando  Sandoval, informó que se presentó la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

Enfatizó que las autoridades estatales se tardaron al menos cuatro días para iniciar las investigaciones del secuestro del sacerdote.

Comentarios