Hallan a las cuatro monjas desaparecidas en Filipinas

MÉXICO, D.F. (apro).-La Embajada de México en Filipinas contactó este miércoles a las cuatro monjas que se encontraban desaparecidas tras el paso del tifón Haiyan que azotó a Filipinas, el pasado viernes 8, y que dejó más de dos mil muertos.

“Las ciudadanas mexicanas se encuentran bien de salud. La representación diplomática de México en Filipinas, preocupada por el bienestar de los ciudadanos mexicanos en el archipiélago, continuará sus esfuerzos por apoyar a quienes se encuentren afectados”, puntualizó en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La dependencia, que mantiene habilitada su cuenta en Facebook (Embamex Filipinas) y sus teléfonos de emergencia para atender a mexicanos en Filipinas, exhortó a los connacionales que planeen viajar al extranjero a que se inscriban en el Sistema de Registro para Mexicanos en el Exterior (SIRME), con el propósito de facilitar su localización en caso de ser necesario.

En Filipinas, el embajador mexicano, Julio Camarena, detalló que las cuatro religiosas mexicanas se encuentran en el monasterio de la ciudad de Ormoc (Leyte).

El diplomático afirmó que las mujeres cuentan con apoyo consular y que están colaborando en las tareas de ayuda a las víctimas del tifón, que asoló decenas de ciudades en la región central de Filipinas.

Camarena explicó que otros 11 mexicanos residentes en las áreas afectadas por el tifón se encuentran a salvo.
En el país asiático, las autoridades locales y organismos religiosos comenzaron este miércoles a cavar fosas comunes para enterrar a las víctimas mortales y prevenir el brote de enfermedades y epidemias.

Al menos 150 cuerpos recibieron sepultura en una de las fosas cavadas en Palo (isla de Leyte) y otras 55 en Barangay Paon (isla de Panay).

En tanto, el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres de Filipinas elevó a 2 mil 275 el número oficial de muertos en su último informe, en el que también confirmó al menos 3 mil 365 heridos y 80 desaparecidos.

La noche del martes, el presidente de Filipinas, Benigno Aquino, descartó que el número de fallecidos alcanzara los 10 mil, como estimó la Organización de las Naciones Unidas, e indicó que la cifra rondaría entre los 2 mil y los 2 mil 500.

“Esperamos contactar algo así como 29 municipalidades que faltan en donde aún tenemos que establecer sus números, especialmente de los desaparecidos, pero hasta ahora 2 mil, cerca de 2 mil 500 es el número con el que estamos trabajando en lo que se refiere a las muertes”, indicó durante una entrevista con el canal estadounidense CNN.

El estimado previo de 10 mil muertos, según Aquino, vino de funcionarios locales que quizá estaban “muy cerca” del centro de destrucción para hacer un estimado correcto.

Comentarios

Load More