Vitivinicultores cancelan fiestas de la vendimia en Valle de Guadalupe

MEXICALI, B.C. (apro).- Molestos por el cambio de uso de suelo unilateral aprobado por el Cabildo de Ensenada, vitivinicultores del Valle de Guadalupe anunciaron la cancelación de las tradicionales Fiestas de la Vendimia.

La asociación Pro-Vino, organizadora del festival anual, informó que la medida se mantendrá hasta en tanto no se derogue la disposición que pretende alterar la vocación agrícola de esa región –reconocida internacionalmente por la calidad de sus viñedos–, para dar paso a fraccionamientos de uso habitacional, a pesar de la carencia de agua potable.

En estas fiestas participan anualmente 18 casas productoras de vino en la región en una serie de actividades que realizan durante el verano donde se produce un maridaje entre el entorno de los viñedos, los productores y enólogos con los más de 60 mil visitantes que acuden a adquirir botellas de vino y aceitunas en una región que se convirtió en el mayor productor vinícola de México.

Hace una semana, en una sesión nocturna, el Cabildo de Ensenada que preside el priista Enrique Pelayo Torres aprobó el cambio de uso de suelo en este valle para permitir la construcción de conjuntos familiares “unifamiliares y multifamiliares” y desarrollos hoteleros.

Entre los principales impulsores de estos cambios se señala a Ricardo Zazueta, actual secretario de Gobierno del Ayuntamiento de Ensenada, quien es desarrollador de vivienda y empresario inmobiliario que hace una década integró el grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado. Incluso llegó a tener un programa de televisión en una empresa de Tijuana, al concluir su gestión como legislador.

El secretario del Sistema Producto Vid, Jaime Palafox Granados, señaló que los productores avalan y apoyan la cancelación por ser una medida adoptada por consenso entre los organizadores del evento.

“Está claro que la solución está en manos del gobierno. Además de no publicar las modificaciones en el Periódico Oficial del Estado, se requiere abrogar el reglamento porque la amenaza queda latente”, dijo el productor de vino ensenadense.

Palafox comentó que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid no va a publicar el reglamento modificado hasta en tanto se haga una consulta popular, pero insistió que “éste o el siguiente cabildo están obligados a abrogar” el reglamento.

La administración de Pelayo Torres concluye el 30 de noviembre y un día después asumirá el cargo el también priista Antonio Hirata, quien, en su calidad de presidente del Cabildo de Ensenada, estará en condiciones de revisar el tema del cambio de uso de suelo del Valle de Guadalupe.

Pelayo Torres es el peor alcalde que ha tenido Ensenada y nos quedamos cortos cuando pensamos que era (el panista) Jorge Catalán, dijo Palafox Granados al tiempo de señalar a los partidos como los responsables de los gobernantes por ser ellos los que los eligen y ponen como candidatos -no sólo de los ciudadanos que votan por ellos- por lo que deben vigilar su desempeño, en este caso el PRI.

Comentarios