Custodios de Cereso de Juárez arman ‘tables’ y cobran cuotas a familiares de presos

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Familiares de presos del Cereso estatal 3 en Ciudad Juárez, denunciaron que pagan hasta mil pesos por quincena para que no les sean restringidas las visitas ni les impongan castigos a sus internos.

Según El Diario de Juárez, si no cubren dicha cantidad o la cuota de la llamada “talacha”, sus familiares son castigados con actividades físicas extenuantes, encierros y golpes.

Además, revelan que empleados de ese penal –con una población carcelaria de tres mil 500 internos– organizan tables con rifa de mujeres, pagos obligatorios acumulables y hasta con intereses si los reos incumplen, lo que para autoridades del penal es “imposible que ocurra”.

Los parientes de los reos aseguran que pagan una ‘cuota’ de 40 pesos miércoles y sábado, los días de visita.

Una mujer relató que deja a su familiar preso 80 pesos a la semana para que los entregue a los custodios. Afirma que si el personal del Cereso no recibe ese dinero, ponen a los reclusos a correr todo el día o los confinan en las celdas.

El vocero de la Fiscalía de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Jorge Cháirez Daniel, dijo que no niegan que existen “situaciones irregulares” pero que si no hay denuncias no se puede hacer nada.

Aseguró que en el Cereso estatal hay una estricta vigilancia, por lo que es casi imposible que ocurran situaciones como las denunciadas por las familias de los reclusos.

Sin embargo, la esposa de uno de los internos denunció que semanal o quincenalmente personal del Cereso organiza un table para que a los reos les bailen mujeres desnudas que traen de fuera e incluso internas también participan.

“Les ofrecen en esos festejos a la mujer, pero también un plato de carne asada y dos cervezas de bote por 500 pesos”, aseguró.

Si no pueden pagar en ese momento les dan plazo para que en los siguientes dos días cubran la cantidad, pero les cobran a manera de interés 300 pesos más, por lo que acaban pagando hasta 800, explicó la quejosa.

Otra familiar de un reo comentó que por una credencial de acceso conocida como “código” les cobran 30 pesos, cantidad que consideran justa, pero en caso de que la pierdan reponerla cuesta 100 pesos.

También por papel sanitario, shampoo, jabón para ropa y para el cuerpo, crema, rastrillos, cepillos y pasta de dientes los familiares de los internos pagan hasta 80 pesos semanales.

No obstante, Cháirez Daniel dijo que este cobro está muy por debajo de lo que cuesta en cualquier tienda de autoservicio de la ciudad.

El vocero dijo que resulta un poco complicado controlar a los 500 custodios que trabajan en los dos turnos por lo que no descarta que haya cobros ilegales por parte de ellos a los reclusos.

Comentarios

Load More