Y crece la cifra: van 48 cuerpos en narcofosas de Jalisco

GUADALAJARA, Jal. (apro).- La búsqueda de restos humanos inhumados clandestinamente en narcofosas localizadas en los límites de Michoacán y Jalisco se elevó a 48 en las últimas horas.

El operativo en la ribera del río Lerma, entre los municipios de Vista Hermosa, Briseñas y La Barca, inició el pasado sábado 9, dos días después de que la Procuraduría General de la República (PGR) solicitó a un juez federal el arraigo de una veintena de policías por su presunta colaboración con un grupo del crimen organizado, y aparentemente ligados con la desaparición de dos agentes de la Policía Federal, el domingo 3.

De acuerdo con fuentes de la dependencia, el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Rodrigo Archundia, notificó este lunes al procurador Jesús Murillo Karam el hallazgo de los cadáveres.

Asimismo, señalaron que hasta el momento han sido trasladados 37 cuerpos a las instalaciones del Centro Médico Forense, en esta capital, donde peritos de la PGR realizan pruebas químicas, genéticas y de ADN para determinar su identidad y causas de muerte.

No obstante, dejaron claro que ninguno de los 48 cadáveres corresponde a los agentes René Rojas Márquez y Gabriel Quijados Santiago, presuntamente “levantados” por policías municipales michoacanos.

Hasta el momento los cadáveres hallados no han sido identificados y tampoco se sabe si pertenecían a algún grupo del crimen organizado.

Sin embargo, en la zona comprendida entre La Barca y los municipios michoacanos de Briseñas y Vista Hermosa, algunas versiones apuntan a que se trata de cuerpos de personas que habrían pertenecido a una de las dos bandas en pugna mortal desde hace al menos año y medio: el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Caballeros Templarios.

Comentarios