El PAN cierra filas con “Cocoa” Calderón

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Después que se difundiera el video en el que Servando Gómez, “La Tuta”, presunto líder del cártel de Los Caballeros Templarios, acusa a la senadora panista Luis María Calderón Hinojosa de haber buscado tratos con esta agrupación en las elecciones estatales de 2011, el coordinador de la bancada del PAN en la Cámara alta, Jorge Luis Preciado, cerró filas con la hermana del expresidente Felipe Calderón.

“Le creemos más a la senadora que a los delincuentes. Vamos a tener un posicionamiento oficial por parte de los senadores”, advirtió Preciado, quien atajó así las presuntas divisiones al interior de la bancada de Acción Nacional, entre la mayoría de legisladores calderonistas y la minoría que respalda a Preciado y al dirigente nacional Gustavo Madero.

Las declaraciones de “La Tuta”, difundidas en un video en la red social Youtube, abrió otro capítulo en la polémica reciente sobre la presunta presencia de integrantes de los Caballeros Templarios en una reunión de la Comisión de Seguridad celebrada en el Senado de la República el pasado 18 de octubre.

Mes y medio después, la senadora Calderón Hinojosa reveló públicamente que a esa reunión asistieron integrantes de los Caballeros Templarios que se hicieron pasar como integrantes de un grupo civil en defensa de Michoacán. El presidente del Senado, el priista Raúl Cervantes Andrade, presentó una denuncia de hechos para que la Procuraduría General de la República investigue  esta acusación. La senadora Calderón ya no volvió a emitir declaraciones sobre este asunto.

En el video, “La Tuta” afirma que “la única persona que tuvo acercamiento con nosotros, cuando en las campañas del 2011 para elegir gobernador, fue la señora Luisa María Calderón Hinojosa”, a través de un intermediario, Francisco Girón del Toro, quien incluso les mostró una imagen de la actual senadora.

El presunto líder  de los Caballeros Templarios afirmó que ellos le afirmaron que “no queríamos tratos con nadie”.

En el video, “La Tuta” recordó el episodio del secuestro de Alfonso Reyes Hinojosa, primo de Felipe y Luisa María Calderón Hinojosa, ocurrido en noviembre de 2006, un mes antes de que el panista tomara posesión como presidente de la República y poco antes que ordenara el Operativo Michoacán, que dio inicio a la guerra contra el crimen organizado en su sexenio.

Comentarios

Load More