Por “grave riesgo”, Congreso de Colima rebota concesión para mina de oro

COLIMA, Col. (apro).- Por unanimidad de sus integrantes, el Congreso local se pronunció hoy en contra de la explotación de una mina de oro y otros metales en terrenos de la comunidad indígena de Zacualpan, debido al “grave riesgo” para el entorno ecológico de la región, donde se encuentra un manantial que abastece de agua a la zona conurbada de la capital del estado.

Luego de varias semanas de protestas de los habitantes de Zacualpan frente a la pretensión de un empresario para obtener el aval de la comunidad para la instalación de la minera, los legisladores aprobaron un punto de acuerdo mediante el cual exhortan a autoridades de los tres niveles de gobierno para que no otorguen ningún permiso para el proyecto minero o revoquen las autorizaciones que hayan realizado hasta ahora.

Presentado por el diputado Mariano Trillo Quiroz, del Partido Verde Ecologista de México, y dictaminado por las comisiones de Desarrollo Rural y de Derechos Humanos y Asuntos Indígenas, el documento recomienda dar vista a la Procuraduría General de Protección al Ambiente y a la Procuraduría General de la República (PGR) para deslindar responsabilidades o delitos ambientales que se pudieran estar constituyendo con la pretendida instalación de la minera en Zacualpan.

Asimismo, los diputados exhortaron a las autoridades para que por todos los medios posibles preserven a Zacualpan como una zona natural protegida, de alta prioridad para la seguridad y subsistencia de los ciudadanos de Colima y garanticen los derechos originarios de la comunidad indígena de esa localidad que se opone al proyecto minero cuestionado.

A la sesión en la que se aprobó el punto de acuerdo, acudió alrededor de un centenar de habitantes de Zacualpan, quienes con pancartas, mantas y consignas se pronunciaron en contra de la minera y a favor de la conservación de su territorio. Los manifestantes contaron con el apoyo de miembros de la organización ambientalista Bios Iguana.

En el punto de acuerdo, los legisladores consideraron que “contra toda lógica y sentido común se pretende instalar la cuestionada mina de oro en Zacualpan, siendo esta zona en donde se encuentra el principal manantial y acueducto que abastece de agua a la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez, lo que de entrada supone un peligro inminente para miles de ciudadanos en caso de concretizarse el proyecto minero.

“Es decir, si el proceso de extracción del oro es ya de por sí peligroso, lo es aún más si se considera que esa mina en particular pretende instalarse en una zona que está destinada para abastecer de agua a un población de más de 300 mil personas”, señaló el exhorto.

Al finalizar la sesión, los habitantes de Zacualpan se trasladaron a las instalaciones de la delegación de la Procuraduría Agraria para solicitar la convocatoria a una asamblea para destituir la directiva de Bienes Comunales, a la que acusan de estar coludida con el empresario que pretende explotar la mina.

Sin embargo, les fue informado que la delegada se encuentra en la Ciudad de México y, aunque fue contactada vía telefónica, se negó a hablar con alguno de los comuneros, pues exigía conversar con un dirigente de la organización Bios Iguana.

Esperanza Salazar Zenil, coordinadora general del grupo ambientalista, informó que a pesar de que la solicitud de la convocatoria a la asamblea fue realizada por escrito desde la semana pasada, la funcionaria no ha respondido, por lo que si no atiende la solicitud una vez que venza el plazo podrían interponer una denuncia ante el órgano de control interno de la dependencia.

Comentarios

Load More