Las Patronas ante Peña: México, “fracturado por violencia e impunidad”

MEXICO, D.F. (apro).- Norma Romero Vázquez, dirigente de Las Patronas, grupo de mujeres que trabaja a favor de los migrantes que cruzan nuestro país rumbo a Estados Unidos, lamentó que “México se encuentre fracturado”, marcado “por la violencia, la impunidad, la apatía, por la discriminación y falta de oportunidades reales”.

Al recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos de manos del presidente Enrique Peña Nieto, la activista sostuvo que “más que avanzar, hemos ido en retroceso, porque la idea del progreso sustentada en aprovecharse de los que menos tienen, no puede ser más que una violación a los derechos humanos”.

La tarde de este jueves Romero Vázquez recibió una medalla, un reconocimiento y un premio en efectivo por su labor de ayuda a los indocumentados.

Día a día, un grupo de 14 personas, incluida ella, dan comida y agua a extranjeros que viajan colgados de La Bestia –tren de carga— a su paso por Amatlán, Veracruz.

También deploró que en la actualidad los migrantes no sean considerados como personas, “sino como mercancías que pueden ser negociadas, cambiadas y eliminadas sin consideración alguna”.

En el evento realizado en Los Pinos, en el que se otorgó mención honorífica a Manuel Estrada Juárez por su respaldo en la búsqueda de infantes desaparecidos, Norma Romero instó a las autoridades a brindar mayores oportunidades a sus ciudadanos y coordinarse con la sociedad civil.

Además, la activista habló de los secuestros que sufren los migrantes, y la inseguridad que se vive en la región donde ella vive.

Por su parte, Peña Nieto destacó que su política de seguridad y justicia tiene como eje la protección a los derechos humanos; enseguida destacó que en ese año se han reducido a la mitad las quejas de violaciones a derechos humanos por parte del Ejército.

Raúl Plascencia, presidente de la CNDH, dijo en su intervención que la migración debe ser considerada una decisión personal no motivada por la carestía y la violencia. También rechazó la actitud de criminalización hacia los indocumentados.

Por último, el jefe del Ejecutivo resaltó el caso de Nelson Mandela, expresidente de Sudáfrica –a cuyos funerales asistió el lunes pasado–, de quien dijo transformó la vida de su país, mucho antes de ser presidente, y ello demuestra que se puede luchar por los derechos humanos desde todos los ámbitos.

Fue un personaje, prosiguió, que defendió los derechos fundamentales de su pueblo y trabajó por una nación justa. “Por esta labor Mandela obtuvo el Nobel de la Paz en 1993, un año antes de llegar a la presidencia de su país. Esto nos enseña una lección importante, que al igual que en el caso de Norma Romero, no hace falta tener un cargo público para ayudar a la gente, hacen falta, convicciones y valores firmes”.

Comentarios

Load More