Incendio de árbol de la Coca empaña el #PosMeSalto; fue exitoso, afirman organizadores

MÉXICO, D.F. (apro).- Los disturbios volvieron a hacerse presentes en esta ciudad, luego de una movilización contenida por la policía, en protesta por el aumento a la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

El saldo fue de al menos tres jóvenes detenidos por incendiar el árbol navideño que cada año monta la empresa Coca Cola en avenida Paseo de la Reforma.

Todo comenzó desde temprana hora, cuando grupos de jóvenes se concentraron en 15 de las 195 estaciones del STC –34, según los organizadores– para invitar a la gente a saltar o pasar por debajo de los torniquetes en protesta por el incremento de dos pesos a la tarifa del Metro que ordenó el Gobierno del Distrito Federal.

La convocatoria se hizo durante la semana, a través de las redes sociales con los hashtag #PosMeSalto o #PosMeAgacho, que fue atendida por decenas de personas.

En la estación Pantitlán, una de las de mayor afluencia y que conecta a cuatro líneas –1, 5, 9 y A–, un grupo de aproximadamente 20 jóvenes se reunió desde las 7:30 de la mañana para invitar a los usuarios del Metro a participar en la peculiar protesta.

“Por arriba, por abajo, de ladito o como usted prefiera”, decían los jóvenes a las personas que llegaban a los torniquetes. También mostraban carteles y lanzaban gritos, no sólo contra el aumento del Metro, sino también contra el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

La misma acción se repitió en las estaciones Insurgentes, Bellas Artes, Allende, Universidad y Copilco, entre otras.

Policías y personal de Protección Civil se mantuvieron al margen, sólo para vigilar que no se dañaran los torniquetes y las cámaras de seguridad, así como para agilizar el paso de los usuarios y evitar actos de violencia. Algunos policías también tomaron videos y fotografías con sus celulares.

El director del SCT, Joel Ortega, recalcó que a la policía se le dio la instrucción de “actuar con tolerancia” ante las protestas, siempre que no se afectaran las instalaciones del Metro ni se generaran actos violentos.

La iniciativa contó además con la vigilancia de visitadores de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal en 12 estaciones del STC: Insurgentes, Revolución, Zócalo, Bellas Artes, Allende, Hidalgo, Universidad, Pantitlán, Normal, La Raza, Politécnico y UAM-I.

También desplegó cuatro equipos más que monitorearon las protestas de forma itinerante en otras estaciones de la red para observar, registrar y documentar la actuación de la autoridad frente a las acciones de protesta.

Fuera de la caída de algunas personas que no pudieron saltar el torniquete –que dieron lugar a la elaboración de memes en las redes sociales, que se ubicaron en el primer lugar de los Trending Topic con el hashtag #PosMeCaigo– y palabras subidas de tono de los manifestantes contra quienes pagaron su entrada al Metro, la protesta se realizó en calma.

Por la tarde, en punto de las 16:30 horas, cientos de jóvenes e integrantes de diversas organizaciones sociales marcharon del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino. Entre los manifestantes se encontraban Ferrer Galván, dirigente de la agrupación civil “Tú Mandas”, y Jorge López Munguía, representante de la Asamblea contra el Alza del Metro.

Tras varios minutos de caminata por avenida Juárez, una barrera de granaderos impidió el paso de los inconformes a la altura del Hemiciclo a Juárez.

Hubo momentos de tensión, ya que algunos jóvenes con el rostro cubierto confrontaron a los elementos policiacos, pero la mayoría decidió regresar por avenida Juárez hacia la Plaza de la República, bajo el argumento de que no caerían en provocaciones.

Otro grupo, en el que iban varios jóvenes encapuchados, se enfiló hacia el cruce de Insurgentes y Reforma, y pese al llamado del resto de “no a la violencia”, algunos de los que traían el rostro cubierto lanzaron bombas molotov al árbol navideño de Coca Cola, de 20 metros de altura.

El incendio provocó una densa columna de humo negro y el árbol se consumió por completo, antes de que los bomberos llegaran para apagar el fuego.

En la calle de Niza esquina con Paseo de la Reforma, la policía detuvo a tres de los presuntos responsables de incendiar el árbol, quienes fueron remitidos a la agencia del Ministerio Público 4 de Álvaro Obregón. Uno de ellos es Luis Pedraza y una más Isabel de la Madrid Flores.

Algunos de los organizadores y asistentes a la marcha deslindaron a la iniciativa #PosMeSalto del incidente.

A través de sus cuentas de Twitter, el colectivo Anonymous, el periodista Julio Hernández y el académico John Ackerman reprobaron el hecho.

“El policía @ManceraMiguelMX ya mandó sus porros a la marcha #PosMeSalto #PosMeCaigo – Bastante obvio”, reclamó el colectivo de hackers a través de su cuenta @anonopshispano.

El analista político, Jonh Ackerman, tuiteó: “Absurdo juntar en el mismo saco la quema de un árbol de Coca Cola en Av. Reforma con saltos festivos de torniquetes en Metro. #SoloTelevisa”

Julio Hernández destacó: “Ha sido pacífico, masivo y exitoso el #PosMeSalto de hoy, sin vinculación con el árbol de Coca Cola incendiado en Reforma”.

Luego escribió que el incendio del árbol “fue como banderazo de salida para tratar de culpar al #PosMeSalto de violencia extrema”.

“El tamaño de las infamias y la provocación corresponde a lo que ha significado la movilización de hoy del #PosMeSalto”, escribió en un tercer mensaje.

El incendio del árbol navideño en Reforma. Foto: Especial

Comentarios

Load More