Hallan huellas del cártel de “El Chapo” en Filipinas

MÉXICO, D.F., (apro).- La presencia del Cártel de Sinaloa que dirige Joaquín El Chapo Guzmán no se limita a países de Centro, Sudamérica y Europa: La agencia antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés) acaba de detectar las huellas de esa organización criminal en Asia, concretamente en Filipinas.

El pasado martes 24 la policía antidrogas de esa nación, en colaboración con la DEA, capturó a dos filipinos y a un chino-filipino presuntamente vinculados al Cártel de Sinaloa, cuando almacenaban drogas sintéticas en una granja ubicada en Lipa, a 75 kilómetros al sur de la capital de Manila, donde se llevan a cabo peleas de gallos.

En el operativo, las autoridades asiáticas decomisaron 84 kilos de clorhidrato de metanfetamina (hielo o cristal), así como dos armas de fuego.

El superintendente superior Bartolomé Tobías, quien estuvo a cargo del operativo, comentó que ya tenían informes sobre la presencia de los mexicanos en territorio filipino y que “es la primera vez que confirmamos que los mexicanos ya están aquí”.

Además, comentó que la policía busca a un filipino-estadunidense y a dos mexicanos, identificados con los nombres de “Jaime” y “Joey”.

“El gobierno procurará arrestar a estos malhechores, frenar sus crímenes y proteger a la ciudadanía”, dijo Herminio Coloma, portavoz del presidente filipino Benigno Aquino.

El semanario Proceso publicó en el número que está en circulación (1938) una serie de reportajes que documentan la presencia del Cártel de Sinaloa por Colombia, Honduras y España que sólo reafirman el poderío de la organización que dirige El Chapo Guzmán, quien habría sufrido un infarto que lo tuvo algunos días en el hospital con otra identidad.

Dicha versión salió de la DEA y la Procuraduría General de la República (PGR) indaga la veracidad de la misma. De acuerdo con la información, el suceso habría ocurrido en noviembre pasado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, donde se centran las investigaciones que hasta ahora no han arrojado ningún dato concreto sobre dicho incidente.

Load More