Indagan cómo ingresó a Filipinas el Cártel de Sinaloa

MÉXICO, D.F., (apro).- Luego de la detención de tres personas presuntamente vinculadas con el Cártel de Sinaloa, que dirige Joaquín El Chapo Guzmán, el gobierno de Filipinas anunció que intensificará la cooperación con agencias antidrogas para investigar el ingreso de ese grupo criminal al país asiático y contrarrestar sus actividades.

Abigail Balte, portavoz del presidente filipino Benigno Aquino, detalló que los servicios de inmigración intentarán establecer cómo entraron a Filipinas los supuestos integrantes del cártel mexicano.

“Ahora tenemos mejor información (…) para capturar a los traficantes o a sus pandillas aquí, porque no queremos que nuestro país se vuelva un refugio para las drogas ilegales”, declaró Balte a la prensa.

El pasado martes 24, dos filipinos y un chino-filipino fueron arrestados cuando almacenaban drogas sintéticas en una granja ubicada en Lipa, a 75 kilómetros al sur de la capital de Manila, donde se llevan a cabo peleas de gallos.

En el operativo –a cargo del superintendente superior Bartolomé Tobías– se decomisaron 84 kilos de clorhidrato de metanfetamina (hielo o cristal), así como dos armas de fuego.

De acuerdo con la policía filipina, la captura de los tres sujetos se concretó después de un trabajo previo de inteligencia realizado con la ayuda de agentes antidrogas de Estados Unidos.

Ayer, Tobías comentó que ya tenían informes sobre la presencia de los mexicanos en territorio filipino y que “es la primera vez que confirmamos que los mexicanos ya están aquí”.

Además, comentó que la policía busca a un filipino-estadunidense y a dos mexicanos, identificados con los nombres de “Jaime” y “Joey”.

“El gobierno procurará arrestar a estos malhechores, frenar sus crímenes y proteger a la ciudadanía”, dijo Herminio Coloma, portavoz del gobierno filipino.

En septiembre, durante una visita al país asiático, el subsecretario de la Oficina estadunidense para Asuntos Internacionales y de Aplicación de la Ley en materia de Narcóticos, William Brownfield, señaló que los cárteles de América Latina exportan cantidades cada vez mayores de cocaína y metanfetaminas hacia los países emergentes del este de Asia.

En aquella ocasión, Brownfield indicó que la caída de la demanda en Estados Unidos estaba llevando a los narcotraficantes a buscar nuevos mercados.

También en septiembre, el jefe filipino de antinarcóticos, Arturo Cacdac, indicó que se estaba investigando la conexión con grupos criminales de México de un chino arrestado en 2012, quien fabricaba metanfetaminas en Filipinas.

Load More