La PGJ de Hidalgo solicita el desafuero del alcalde de Tepehuacán

MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Hidalgo envió al Congreso local la solicitud de juicio de procedencia contra el alcalde de Tepehuacán, Hilario Mendoza Benito, con el objetivo de que le sea retirado el fuero y pueda ser sometido a juicio por la golpiza que le propinó a su esposa, María Virginia Ortiz, quien tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

En conferencia de prensa, el procurador hidalguense, Alejandro Straffon, informó que también se emitió una orden de restricción para proteger a Monroy, a fin de evitar que sea agredida por Mendoza Benito, quien –añadió– “podría alcanzar una pena de cárcel hasta por 10 años”.

La diputada local de Hidalgo, Imelda Cuellar, precisó que la petición para buscar el desafuero del alcalde de Tepehuacán ya está en el Congreso, y esperan que hoy mismo sea turnada a la Comisión Instructora, por lo que consideró que a más tardar mañana iniciará el análisis y en un lapso de 70 días, apuntó, podrían tener el dictamen.

Cuellar aseveró que cuentan con todos los elementos para quitar el fuero a Mendoza Benito para que responda por las lesiones ocasionadas a su esposa, quien por los golpes propinados sufrió la fractura de la mandíbula y permanece aún en recuperación.

El pasado el 23 de diciembre pasado la PGJ inició la averiguación previa DAP/540/2013 por el delito de lesiones en contra del presidente municipal de Tepehuacán, luego de que el 18 del mismo mes, en presunto estado de ebriedad, atacó a su esposa frente a trabajadores del ayuntamiento serrano, mientras preparaba alimentos para los desayunos escolares.

La intensidad de los golpes provocó a la también presidenta del DIF municipal de Tepehuacán facturas en la mandíbula, lesión que le impidió hablar y fue apenas la semana pasada cuando concluyó con su declaración, después de haber sido intervenida quirúrgicamente.

Debido a la gravedad del caso, el agente del Ministerio Público solicitó una orden de restricción para salvaguardar la integridad de Virginia Ortiz, quien está a resguardo de la Policía Estatal.

La presidenta de la Comisión de Equidad de Género, Imelda Cuéllar, dijo que están al pendiente del caso, por lo que este miércoles, al reiniciar sesiones el Congreso local, pedirá al pleno que la agresión no quede en la impunidad.

“Que el caso sea juzgado conforme a derecho, no porque sea alcalde debe de quedar impune”, apuntó.

La legisladora expresó que si bien no ha tenido contacto directo con la afectada, ha dado seguimiento a su estado de salud, por lo cual conoce que se mantiene en recuperación.

De acuerdo con la Ley de Violencia Familiar en Hidalgo, en casos donde de hay agresiones graves la víctima está impedida de realizar un convenio o bien otorgar el perdón, en tanto que el Código de Procedimientos Penales señala que se debe seguir por oficio.

Comentarios