Entre el caos y la opacidad, peligran los Centroamericanos Veracruz 2014

El gobierno de Veracruz se echó a cuestas la responsabilidad de organizar los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, pero la situación es de alarma: los edificios que debieron construirse hace un año sólo llevan 10% de avance. A 10 meses de que inicie el encuentro internacional, el caos y la opacidad imperan en el Comité Organizador. No se sabe a dónde fueron a parar 408 millones de pesos que se habían asignado al proyecto y, por lo tanto, la Federación no ha liberado los recursos restantes…

XALAPA, VER. (Proceso).- Los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 (JCC) están en riesgo: el dinero federal nomás no fluye y los retrasos en la edificación de los inmuebles alcanzan más de un año.

Los JCC arrancarán el próximo 14 de noviembre. De las 30 instalaciones que se utilizarán, sólo cuatro serán nuevas: Arena Veracruz, velódromo, pista de canotaje y centro de alto rendimiento. Sin embargo, ninguna de ellas ha sido concluida. En otros 11 edificios se requieren adecuaciones, pero ni siquiera se han emitido las licitaciones correspondientes.

A pesar de que en octubre pasado el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Jesús Mena, anunció que esa dependencia inyectaría 400 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2013 y una cantidad idéntica para 2014, no ha caído un solo peso. De hecho, el actual Presupuesto de Egresos de la Federación no contempla ninguna partida para este encuentro internacional.

Los recursos federales no fluyen al Comité Organizador de los Juegos (Cover) porque, hasta ahora, no ha transparentado los más de 408 millones de pesos que recibió entre 2009 y 2011. Dionisio Pérez Jácome, quien renunció a la dirección del Cover el 19 de diciembre, se fue sin informar cómo y en qué se empleó ese dinero.

La desorganización y el caos que priva es tal que incluso el jefe de misión de la delegación mexicana, Mario García, se quejó públicamente de que los presidentes de las federaciones deportivas no han podido verificar el estado de los inmuebles donde se realizarán las competencias.

García acusó: No se permitió a los responsables de cada disciplina que monitorearan los aspectos técnicos de las instalaciones. Los federativos sólo reciben “microinformes” verbales y fotografías que el Cover difunde, pero no les permiten visitar las sedes.

El 11 de diciembre, en las oficinas del Comité Olímpico Mexicano (COM), se reunieron integrantes del Cover y presidentes de federaciones con el jefe de misión. Al término, Ivar Sisniega (asesor en el Comité Organizador) rehuyó a los medios de comunicación que lo esperaban.

En cambio, García declaró: “Hay una inquietud creciente por parte de las federaciones en cuanto al avance de las obras, y esta reunión estaba enfocada más a preguntas para los organizadores. Resulta lamentable que algunas federaciones no se sientan atendidas por el Comité Organizador, pero éste tiene que reaccionar. Desde mi perspectiva, el Cover tendrá que trabajar a pasos agigantados y con mucha intensidad.

“Veo un Comité Organizador preocupado y con el tiempo encima que tiene que reaccionar con ideas innovadoras –que hasta el día de hoy no tenemos– para solucionar el desafío a unos meses de los Juegos. Esto debe encender una luz amarilla.”

El jefe de misión espera que en febrero ya puedan visitarse las instalaciones deportivas, aunque admitió que en plenas competencias no será extraño ver a trabajadores concluyendo las obras.

El problema es que la Conade determinó que Veracruz también será responsable de organizar la Olimpiada Nacional Veracruz 2014 (ONV), que se realizará en mayo y junio y en la que participarán alrededor de 25 mil atletas. En teoría, esta competencia servirá como “ensayo” para los JCC, en los que se esperan casi 7 mil atletas. No habrá instalaciones para el “ensayo”…

 

¿A dónde se van los millones?

 

El presidente de la Federación Mexicana de Ciclismo, Edgardo Hernández Chagoya, anunció que las pruebas de su deporte en la ONV se tendrán que disputar en Puebla, ya que el atraso no permitirá que se realicen en Veracruz.

“El velódromo deberá estar terminado a más tardar en septiembre para que sea homologado y se pueda hacer el Panamericano Elite, que iba a organizar Colombia, pero que ahora tenemos en México”, declaró Hernández.

Esa pista de carreras será la obra magna en Xalapa. Hasta ahora, según el Cover, tiene un avance de 75%. En múltiples ocasiones los trabajos se han suspendido por la falta de pago a los trabajadores y a la empresa de camiones de volteo encargada de trasladar el material.

En 2013, choferes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (Sitrac) pararon en tres ocasiones la obra e impidieron el acceso al resto de los empleados para exigir su pago.

En los últimos días de diciembre y los primeros de este mes, Proceso recorrió las sedes de Tuxpan, Veracruz, Boca del Río, Córdoba y Xalapa. Apenas se ven avances.

En Córdoba no se han iniciado los trabajos para remodelar el gimnasio El Mexicano, donde se realizará el torneo de volibol. En Tuxpan la pista de canotaje presenta errores técnicos: su longitud es menor a lo que marca el reglamento. Tampoco se han construido los vestidores ni las gradas.

En el puerto de Veracruz aún no se inician la cimentación del bolerama ni la rehabilitación del estadio Carlos Serdán, donde se disputarán el sofbol, el balonmano y el karate. En Boca del Río, la pista de atletismo de la unidad deportiva Hugo Sánchez sigue destruida, y las gradas y vestidores lucen severamente deteriorados. Este centro albergará el futbol femenil.

El presidente del club Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales, no ha parado de quejarse con amigos y empresarios locales: Afirma que aunque el gobernador Javier Duarte le prometió 50 millones de pesos para la remodelación del estadio Luis Pirata Fuente, hasta hoy la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no le ha dado un peso, por lo que las adecuaciones realizadas han corrido por cuenta del empresario.

“Él (Kuri Grajales) es amigo de mi familia desde hace mucho y efectivamente en una reunión me confirmó que el dinero que le prometió el gobierno de Veracruz nunca aterrizó”, cuenta el diputado local Alejandro Zairick Morante (PAN), integrante de la Comisión de Juventud y Deporte.

En entrevista, el legislador confirma que a finales de 2013 se reunió con Dionisio Pérez Jácome, entonces director del Cover, quien en una presentación realizada ante varios diputados aceptó que faltaban vialidades para los JCC y que las obras en los complejos deportivos estaban muy rezagadas.

“Hay un retraso importante no sólo en las instalaciones, el cual es muy evidente, sino en logística, calles y carreteras que conectan los cinco municipios. Todo eso complica el cronograma que se planteó la SIOP (Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas). Los plazos que se impuso el gobierno de Veracruz no se resuelven sólo con dinero. Desde la planeación inicial hubo una falta de compromiso gubernamental. Hubo muchos factores que crearon el panorama que hoy tenemos”, advierte Zairick.

A finales del año pasado, el exdirector del Cover, David Velasco Chedraui, pidió a Javier Duarte que hiciera una revisión de los avances de las obras para saber si Veracruz era “apto para continuar con el proyecto”. En una plática informal con reporteros, el hoy diputado local por el PRI confió: “Hay que ver si podemos con el paquete, porque la situación está muy difícil”.

 

Contratos inservibles

 

En entrevista con Proceso, el titular de la SIOP, Gerardo Buganza, rechaza que la organización de los JCC esté comprometida. Considera que quienes la critican es por “ignorancia” y “desconocimiento”.

“Hay obras pequeñas que hoy no necesito hacer porque son adecuaciones como pintar rayas, limpiar o hacer algunos arreglos para disciplinas como volibol, atletismo o triatlón. En ellas necesito invertir conforme se acerque la justa. Si invierto ahorita, cuando llegue la competencia ya se habrán deteriorado”, justifica.

El funcionario del gobierno priista de Veracruz agrega que como ya no hubo tiempo de construir pistas nuevas para remo, salto ecuestre y tenis, se echará mano del club de golf Villa Rica, del centro hípico Coapexpan y el raquet club Las Palmas. También pidió prestadas instalaciones a la Academia de Policía de la Secretaría de Seguridad Pública y a la Escuela Naval de la Armada de México, en Antón Lizardo, para el tiro deportivo.

Buganza (expanista que desde 2010 ha servido en la administración de Javier Duarte) facilitó al reportero un cronograma con las fechas de entrega de las 26 unidades deportivas que tiene a su cargo, 11 de las cuales todavía no han sido licitadas: Arena Veracruz, centro acuático y unidad deportiva Leyes de Reforma, estadio de beisbol Beto Ávila, bolerama, centro de logística, centro operativo y dormitorio de deportistas y jueces, “obra de integración exterior”, Ciudad Deportiva Centroamericana en Xalapa, estadio Heriberto Jara Corona y complejo Omega.

De acuerdo con el plan, todas estas obras se terminarán en agosto, a más tardar. “El recurso que falta para las obras está apartado y garantizado. El cronograma marcha con sus adelantos y atrasos, pero en un margen razonable”, sentencia Buganza. Admite, no obstante, que en los casos del estadio Luis Pirata Fuente, el conjunto deportivo Córdoba, el auditorio Benito Juárez, el estadio Heriberto Jara Corona y el estadio Carlos Serdán apenas se lleva un avance de 10%.

La cuestión es que buena parte de las obras ya debería estar terminada. El 2 de noviembre de 2012 la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz asignó a la Dirección General de Obras Públicas 225 millones de pesos como “apoyo para infraestructura para el puerto de Veracruz (Infraver)”. Con esa partida se realizó la licitación 930008992-02-12, mediante la cual se asignaron 37.1 millones de pesos a la empresa Checa S.A. de C.V. para la rehabilitación de la unidad deportiva Hugo Sánchez en Boca del Río.

Según el acta, de la cual Proceso posee copia, la obra arrancaría el 22 de enero de 2013 y debía concluirse en 120 días naturales. Ahora, el cronograma de Buganza marca su finalización en junio próximo: más de un año después de lo pactado.

Con esos mismos recursos se realizó la licitación 930008992-09-12 para adecuar la cancha de entrenamiento Futbol 1 en el parque recreativo Reino Mágico (futbol femenil). Se destinaron 19.7 millones de pesos a la Constructora Tulcin S.A. de C.V. Según el contrato, los trabajos se iniciarían el 22 de enero de 2013 y estarían listos en tres meses. Pero el calendario actual marca que la entrega se proyecta para febrero de este año.

De otra partida de 150 millones de pesos para “infraestructura urbana de los Juegos Centroamericanos” (que la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz asignó a la Dirección General de Obras Públicas el 2 de noviembre de 2012) salieron los fondos para la licitación 930008992-04-12, cuyo objetivo era remodelar el auditorio Benito Juárez. Se autorizaron 29.1 millones de pesos que recayeron en la empresa S&E Asociados S.A. de C.V.

Los trabajos empezarían el 16 de enero de 2013 y la empresa los acabaría en 210 días. Pero según el cronograma la obra comenzó en mayo de 2013 y sólo estará lista el siguiente febrero.

Con otra partida de 375 millones se financió la licitación 930008992-07-12. Su meta era remodelar “infraestructura urbana para los Juegos Centroamericanos Veracruz 2014 (Centrocaver 2012) y apoyo a la infraestructura para el puerto de Veracruz (Infraver 2012) para la contratación relativa a la obra: proyecto integral de la rehabilitación del estadio Luis Pirata Fuente (futbol varonil), elaboración del proyecto ejecutivo y construcción de obra en Boca del Río, Veracruz”. Se adjudicaron 110.9 millones a la empresa Expectras S.A. de C.V. para que arrancara los trabajos el 18 de diciembre de 2012. A partir entonces tendría 300 días naturales para terminarlos.

También en ese caso el contrato fue papel mojado: el plan actual indica que la edificación comenzó en agosto de 2013 y concluirá en marzo próximo.

El 20 de diciembre anterior, el gobernador Javier Duarte designó a Carlos Sosa Ahumada como director general del Cover en sustitución de Dionisio Pérez Jácome, quien renunció un año después de haber asumido el encargo.

Sosa Ahumada es el cuarto director del Cover. Antes de él estuvieron la exalcaldesa de Xalapa, Elizabeth Morales; David Velasco Chedraui y Pérez Jácome. Y, de hecho, los que han estado al frente del Comité Organizador han sido los que se han gastado la mayor parte del presupuesto: 70% de los recursos se van en nómina.

En el organigrama del Cover, además del director general, existen ocho cargos: coordinador general de Estrategias Deportivas (Abel Cuéllar), subdirector de Servicios a los Juegos (Federico de la Torre), subdirectora de Relaciones Públicas (Janeth Samara López), subdirector general de Comercialización y Mercadotécnica (Rafael Casarín), subdirector de Administración (Eduardo Cárdenas), subdirector jurídico (Fernando García Barna), enlace de Comunicación Social (Juan José Martínez) y director de Tecnología de los Juegos (Abel Escobar).

Todos devengan un salario mensual neto de 40 mil pesos más prestaciones sociales. Tan sólo Cárdenas tiene bajo su mando a 35 personas, entre ellos dos asistentes.

El salario del “asesor” Ivar Sisniega es hasta ahora un misterio. Lo mismo pasa con el de sus colaboradores, entre los que se encuentran Gabriel Ramos y Arnaud Drijard, a través de la empresa Podium, en la que también es socio el actual director del Instituto del Deporte del Distrito Federal, Horacio de la Vega.

Comentarios