Exime IFE a Peña y Soriana en caso de monederos; “no hay pruebas”

MÉXICO, D.F. (apro).- A un año de que el Instituto Federal Electoral (IFE) exonerara a Enrique Peña Nieto y al PRI del caso Monex, el Consejo General determinó nuevamente salvar la honorabilidad de éstos y la empresa Soriana, al eximirlos de “la compra y coacción del voto” en la elección presidencial de 2012.

Reunido de manera extraordinaria, el Consejo General del IFE, integrado hoy por sólo cuatro de los nueve consejeros, estableció que no existe prueba de que se haya amenazado, ejercido presión o menos aún violencia entre los electores para que votaran a favor del PRI a cambio de monederos de la cadena de tiendas Soriana.

En la queja se acusa al PRI, a la cadena de tiendas y a la Confederación de Trabajadores de México (CTM, uno de los tres sectores del tricolor) de haber recurrido a este método para “comprar” el voto a favor de Peña Nieto, sin embargo, el IFE declaró “infundada” la demanda.

Según el IFE, que recibió como prueba de la irregularidad cientos de tarjetas Soriana de parte de la entonces coalición opositora Movimiento Progresista, los plásticos repartidos son parte de un convenio entre Soriana y la CTM.

Además, acotó el árbitro electoral, no se aportaron pruebas de que las tarjetas hubieran sido entregadas a cambio del voto a favor del PRI.

En 2012, poco antes del cierre de campañas, la oposición presentó un video en donde una de las candidatas del PRI al Senado por el Estado de México, hacía alusión a las tarjetas Soriana e incluso las entregaba.

El mismo 2 de julio y en las semanas siguientes a los comicios, cientos de personas abarrotaron las tiendas Sorianas para hacer uso de las tarjetas entregadas y las cuales tenían entre 500 y 200 mil pesos.

Incluso, en Iztapalapa, en el Distrito Federal, se debió acordonar uno de los establecimientos de la cadena minorista ante el tumulto que exigía hacer efectivo su monedero.

En otros estados, luego de que la gente acudió a cobrar sus monederos y encontrarse con la sorpresa de que estaban vacíos, las tiendas Soriana amanecieron calcinadas tras ataques con bombas molotov.

Por si fuera poco, hubo varios testimonios publicados en medios impresos y transmitidos por televisión en donde la gente aceptó haber recibido monederos Soriana a cambio de sufragar por el PRI.

Pese a ello, el IFE determinó que no se presentaron pruebas y que se trató, como en el caso del Monexgate, de un convenio entre uno de los sectores del PRI y una empresa, pero que de ninguna manera hubo detrás compra o coacción del voto.

El representante del Partido del Trabajo (PT), Pedro Vázquez González, dijo durante la sesión que “en el expediente se encuentran indicios y elementos de prueba suficientes para demostrar que la alianza Compromiso por México (que integraron PRI y PVEM) realizaron de manera masiva actos de presión y coacción de naturaleza económica a los electores, como forma de promover el voto a favor de sus candidatos”.

Y añadió: “Una vez más, este Consejo General consuma un turbio esquema financiero, sinónimo de una corrupción estructural, avalada ahora por la Comisión de Quejas y Denuncias de este Consejo General en el presente dictamen”.

Meses atrás, el pasado de 16 de octubre, el IFE multó a los tres partidos que integraron la coalición Movimiento Progresista, PRD, PT y MC, con 1.5 millones de pesos por haber difundido el spot “miles de pruebas”, en donde habrían incurrido en “expresiones de calumnias” en contra de las tiendas Soriana y de Peña Nieto.

En aquella ocasión, el Consejo General del IFE impuso una multa al PRD de 563 mil 89.22 pesos; al PT, 493 mil 154.96 pesos y, al MC, una sanción por 434 mil 66.12 pesos.

Comentarios

Load More