Antes de pagar impuestos… Cantata a tempo para muchas voces

MÉXICO, D.F. (Proceso).- 1.Antes de pagar impuestos, no después, antes, esperaré que este gobierno dé señales claras de que trabaja para mí. Para mí, para ti, para nosotros, los ciudadanos, y para el bien del país.

No: no contribuiré al Estado este próximo abril la friolera de 37% de mis ganancias bien ganadas, antes de que este gobierno se comporte como el gobierno de una democracia, y lo haga.

2. Lo primero, este gobierno nos debe una explicación de su aritmética.

Sube los impuestos (A), baja las posibles deducciones del ciudadano (B), sube el IVA en los estados fronterizos (C), se arroga el derecho de vender la extracción del petróleo y su comercio (un D que dará al erario una cifra formidable), sube el precio de la gasolina (E) y a cambio esto es lo que nos ha ofrecido a los ciudadanos: concretamente, nada.

A + B + C + D + E = todo para el Gobierno y para el ciudadano cero.

¿Cuál es la lógica moral de esta suma? No: antes de pagar impuestos esperaré que el secretario de Hacienda nos lo explique.

3. ¿Cuáles son los nuevos servicios públicos que un erario rebosado ofrecerá a los ciudadanos?

¿Qué nuevos hospitales?, ¿cuántas nuevas escuelas y de qué nivel?, ¿qué reducción en la gasolina y la electricidad y el agua? ¿Qué internet gratuito para el país entero? ¿Qué nuevas inversiones en ciencia y tecnología? ¿Qué despliegue nacional de cultura? ¿Cuántos tirajes de libros de nuestros poetas y escritores? ¿Qué programa de cine en cada Zócalo de cuántos poblados? ¿Qué nuevas obras de infraestructura, carreteras, puentes, túneles, eficaces pero también gratuitos?

La Cruzada contra el Hambre es un programa para la mejor sobrevivencia de los que no pagan impuestos. Bravo. Nuestro deber está con los más débiles. Pero nuestro deber está también con los que pagamos impuestos: los que compramos y vendemos, los que creamos productos y servicios para el bienestar de otros y consumimos productos y servicios: para los que sostenemos la economía del país y hacemos del país una sociedad progresista y civilizada.

Y no, antes de pagar un triste clavo, esperaré que el secretario de Hacienda me explique puntualmente qué pago para ese México activo y promisorio.

4. Yo pago, tú pagas, nosotros pagamos. Y ellos roban.

Ellos: Raúl Salinas, Humberto Moreira, Andrés Granier, Romero Deschamps, Arturo Montiel, los diputados panistas de los moches, el delegado perredista de Coyoacán, el Señor Funcionario Etcétera, es decir, todo aquel que ha tenido o tiene acceso al dinero del erario y ha tomado para sí.

No, no basta que Elba Esther Gordillo haya sido encarcelada. Ella sola encarcelada es un acto de venganza de un dictador. Faltan los otros 40 mil ladrones; falta sobre todo la aplicación universal de la ley en la clase gobernante; faltan al menos 40 ladrones de cuello blanco como anuncio del cambio a la decencia; o por lo menos cuatro ladrones de inmediato, para que sea creíble que este gobierno no robará mis impuestos para construir un muelle para yates de senadores en San Diego Beach.

No: no pagaré un muelle para yates de políticos mexicanos en San Diego Beach.

No: no pagaré mis impuestos antes de que el secretario de Hacienda muestre que hará cumplir la ley y empiece por llevar a la justicia a los asaltantes célebres del erario, y de ellos uno o dos o tres o cuatro paguen al erario lo que deben.

5. Señor presidente de la República Mexicana, licenciado Enrique Peña Nieto: Usted declaró al fisco que alguien innombrado le donó cuatro casas y por tanto, por ser una donación, usted no pagó los impuestos que le correspondían.

Señor presidente: Le pido encarecidamente que me haga partícipe del mismo privilegio de declarar donaciones sin donador o me dé los datos de su hábil contador o bien salde usted su deuda con el fisco.

Eso antes de que yo pague mis impuestos.

6. Los autodefensas de Michoacán, Guerrero, Puebla y Oaxaca nos han dado una lección de dignidad a los ciudadanos todos. Defendámonos y al hacerlo defendamos al país de la corrupción. Empujemos el cambio. Recarguémonos sobre la raya de la ley para que la ley avance.

7. Los autodefensas dijeron: Ahí están los criminales, si ni la policía ni el Ejército van por ellos, nosotros vamos. Y entonces el Ejército y la policía fueron, a regañadientes, por ellos.

Si los autodefensas hubieran sido cinco monitos y nada más, tres hubieran sido arrasados por el crimen y dos encarcelados por el gobierno. Pero son muchos, son miles, y en los muchos se resguardaron y se fortalecieron.

Me sincero: Sólo si somos más de cinco monitos los que pedimos cuentas y proyectos claros al gobierno antes de pagar impuestos, yo no los pagaré. Sólo si somos 50. Si somos 500. Mil.

8. No, no exigimos un gobierno de santos y mártires. No somos utópicos. Esto es lo único que exigimos los ciudadanos rea­listas: un gobierno que gobierne, y nada más. Que no robe, que no cometa la tonta injusticia de sacrificar al México trabajador y boyante, y que establezca con nosotros un pacto social transparente.

En concreto, y para antes de que paguemos impuestos, un gobierno que 1. nos entregue cuentas claras de lo que ganará con sus nuevas reformas e impuestos, 2. entregue un plan de cómo gastará ese dinero común, y 3. demuestre con hechos que castiga a los saqueadores del dinero del fisco.

 

9. evasoresorganizados@hotmail.com.

Apúntate.

Twitter: @SabinaBerman

Comentarios

Load More