Campesino muere a las puertas de hospital en Colima… nadie abrió

COLIMA, Col. (apro).- Un campesino de 63 años falleció en la banqueta del centro de salud del municipio de Coquimatlán, tras haber tocado la puerta del lugar durante 20 minutos sin ser atendido, denunció en la tribuna del Congreso del Estado el diputado local Orlando Lino Castellanos.

De acuerdo con el legislador, de extracción panista, el suceso ocurrió la tarde del pasado sábado 15, cuando Gregorio Mancilla González, padre de siete hijos, acudió a la institución médica a pedir ayuda luego de presentar síntomas de intoxicación por haber realizado labores de fumigado con productos químicos.

Sin embargo, cuando fue abierto el centro de salud –en el que sólo se encontraba de guardia una pasante de medicina–, el hombre ya había muerto.

El diputado Lino Castellanos hizo notar que desde hace dos años y medio la cabecera municipal de Coquimatlán, con una población de más de 20 mil habitantes, carece de médico de base de la Secretaría de Salud y Bienestar Social en el turno vespertino.

Esta situación, dijo, pudo haber sido causa de la muerte de al menos otras dos personas: una mujer proveniente de la localidad de Pueblo Juárez, quien llegó con problemas en las vías respiratorias, y un bebé de un mes de nacido, fallecidos en diferentes fechas del último mes después de ser atendidos por médicos pasantes en ese mismo centro de salud.

El representante popular señaló que la pérdida de vidas ha sido causada por “la irresponsabilidad de nuestras autoridades de salud en el estado de Colima”, pues según aseveró, no se trata sólo del caso de Coquimatlán, sino que la misma situación se repite en muchas localidades y municipios del estado.

“No es tolerable tener instalaciones de salud sin médicos, sin medicamentos, sólo con equipo demasiado básico y que no se otorgue una atención de salud adecuada a nuestra gente”, señaló.

Asimismo, demandó que el secretario de Salud, Agustín Lara Esqueda, explique por qué no hay médicos de base al menos en los centros de salud de las cabeceras municipales durante las 24 horas.

“No les pido la luna, ni se les pide algo del otro mundo, se les pide que haya un médico y que no dejen indefensos, frente a situaciones que no pueden enfrentar, a unos pasantes que están estudiando y que merecen todo mi respeto”, comentó el diputado.

Tras calificar como gravísima la pérdida de vidas humanas que “pudieron haberse salvado con la intervención oportuna de personas especializadas y con experiencia en el tema”, Orlando Lino solicitó al gobernador Mario Anguiano Moreno y al titular de Salud resolver esa situación a la brevedad posible.

Dirigiéndose a sus compañeros legisladores, concluyó: “Creo que es un tema de conciencia, hoy gracias a Dios nosotros estamos en este lugar, somos funcionarios, pero después estaremos de aquel lado, del lado de los ciudadanos, de lado de la gente de a pie y creo que es ahí en donde nos tenemos que empatizar nosotros con los problemas de la gente y tenemos que hacer algo para que esto no siga sucediendo”.

SS estatal: campesino tenía antecedentes cardiacos

La noche de este miércoles la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado emitió un comunicado en el que aseguró que el campesino llegó al centro de salud con paro cardiorrespiratorio y “el personal de salud que atendía en ese momento a otros pacientes, al percatarse de la presencia de esta persona, acudió de inmediato a hacer la detección de signos vitales y realizar maniobras de reanimación”.

La dependencia gubernamental prácticamente responsabilizó a la víctima de su propia muerte: “La causa del deceso de esta persona no afiliada al Seguro Popular, que no ocurrió en el Centro de Salud, resultó por edema agudo pulmonar e infarto agudo al miocardio por hipertensión arterial sistémica y diabetes mellitus con cinco años de evolución. Contaba con antecedentes de infartos previos y no tenía control adecuado de sus padecimientos”.

En relación con la muerte de la mujer de Pueblo Juárez, de 74 años, la SSBS expuso que “el reporte médico puntualiza que fue trasladada por familiares en vehículo particular a dicha unidad de salud, a la cual llegó sin signos vitales y contaba con antecedentes de hipertensión arterial y diabetes mellitus, ambas con larga evolución; contaba con recomendación de hemodiálisis por parte de un centro hospitalario, sin que se aceptara dicho procedimiento por parte de los familiares”.

Y sobre el recién nacido, apuntó el comunicado, no se cuenta con registro alguno de solicitud de atención en la mencionada unidad médica.

El Centro de Salud de Coquimatlán, indicó, cuenta con atención médica continua todos los días, cubierta por siete médicos, entre ellos dos pasantes, quienes “cuentan con el entrenamiento y conocimientos especializados” adquiridos durante su etapa de internado en hospitales, además de su respaldo académico por más de cinco años en las universidades de prestigio que los forman.

Sobre las acusaciones del diputado panista, reviró:

“La comunicación directa y con fundamento es un valor de los colimenses que coadyuva a la mejora de todos los servicios que se ofrecen a la población; y en este caso, el diputado Lino, al momento no ha tenido el acercamiento ni ha presentado queja formal ante los Servicios de Salud por la supuesta falta de atención en dicha unidad”, concluyó.

Comentarios