Marinos irrumpen en casa de exesposa de “El Chapo”

MÉXICO, D.F. (apro).- Los operativos militares que realizan las fuerzas federales contra los principales líderes del Cártel de Sinaloa ya llegaron hasta la casa de Griselda López Pérez, exesposa de Joaquín El Chapo Guzmán.

La madrugada del pasado lunes 17, efectivos de la Marina irrumpieron en su domicilio ubicado en el 642 de la calle 7 de Gotas, fraccionamiento Colinas de San Miguel, en Culiacán, Sinaloa.

En la acción, los infantes de Marina causaron destrozos al inmueble, por lo que López Pérez presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), según reporta el diario Río Doce.

Desde entonces, las fuerzas federales se encuentran en el lugar.

Heriberto Rangel Méndez, abogado de la expareja del Chapo, acudió en su representación a presentar la queja ante la CNDH por los supuestos abusos cometidos por personal castrense.

La denuncia la presentó el miércoles 19 en las oficinas centrales de la comisión, cuyo personal de la Oficialía de Partes le otorgó el número de expediente 17763.

López Pérez señala en su queja que los uniformados dañaron algunos muebles, puertas y aparatos con que cuenta el inmueble cateado donde vive con sus hijos. Aunque cuando se llevó cabo la operación no se encontraban en él.

“Es una violación al Estado de derecho. Llegaron alrededor de las cuatro de la mañana y dañaron muebles, tumbaron cosas, por fortuna la familia no estaba ahí, solo un velador tuvo que aguantar esta irrupción. Y uno se pregunta por qué el acoso, con quién quieren quedar bien”, criticó el abogado.

Además, comentó que la expareja del Chapo cuestionó a las autoridades en su queja por la insistencia de vigilarla y agredirla.

“Si ella no ha cometido ningún delito, si en México están prohibidas las penas trascendentales, eso significa que no
pueden juzgarlo a uno por lo que cometió otro, que haya sido pariente o esposo, como en este caso”, abundó.

Rangel Méndez recordó que al menos en dos ocasiones la vivienda de López Pérez ha sido cateada por militares y efectivos de la Semar.

En una de esas ocasiones, el 12 de mayo de 2010, la casa fue cateada y López Pérez, quien afirma no tener relación alguna con Guzmán Loera, fue detenida y llevada a la Ciudad de México, aunque horas después fue dejada en libertad.

En aquella ocasión otras siete propiedades de la expareja del Chapo fueron cateadas por elementos de la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), con apoyo del Ejército Mexicano, efectivos de la Semar y de la Policía Federal (PF).

La mujer fue llevada a las instalaciones de la SIEDO donde fue interrogada con base en la averiguación previa UEIORPIFAM/ AP/ 0629/2009, bajo la presunción de que lava dinero del narcotráfico, sin embargo ese mismo día, alrededor de las 23:00 horas, fue dejada en libertad “bajo reservas de Ley”.

Comentarios