En el primer año de Peña, caen 56% inversiones de empresas mexicanas en el extranjero

MÉXICO, D.F. (apro).- Tan fuerte fue la desaceleración económica en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto –se esperaba un crecimiento del PIB de 3.5% y resultó de apenas 1.1%, menos de un tercio–, que muchas empresas mexicanas que invierten en el extranjero se quedaron sin recursos para seguir haciéndolo.

En 2012, último año del gobierno de Felipe Calderón, empresas de capital mexicano realizaron en el exterior inversiones directas –es decir, en activos, de mediano y largo plazo; no en instrumentos financieros, o de cartera, pues– por un total de 22 mil 471 millones de dólares.

Al año siguiente, 2013, por el bajón económico, la presencia de capital mexicano en otras economías se cayó severamente. Sólo pudieron invertir 9 mil 967 millones de dólares, la cantidad más baja desde 2009, cuando se invirtieron fuera 7 mil 019 millones.

Es decir, las inversiones de empresas mexicanas en el extranjero fueron, en el primer año del actual gobierno, de 12 mil 504 millones de dólares menos que el año previo. Una caída de 56%.

Pero ese es uno solo de los datos de la balanza de pagos en 2013 que hoy dio a conocer el Banco de México. (La balanza de pagos es una cuenta que registra todas las transacciones económicas y financieras de un país con el resto del mundo).

Otros datos dan cuenta también de los problemas que atravesó la economía en 2013.

Por ejemplo, mientras que las exportaciones totales del país crecieron en 2012 hasta 6.2%, en 2013 lo hicieron en apenas 2.6%. Y el dato es relevante, pues el sector exportador es el motor de la economía nacional. Que las exportaciones se caigan implica que hay menos dinamismo de la economía, menos ingreso de divisas y menos empleos.

Pero el dato es más grave: de las ventas totales al exterior, las exportaciones no petroleras apenas crecieron 4% en 2013, cuando un año antes lo hicieron en 8.5%, más del doble.

En tanto, las exportaciones petroleras cayeron el año pasado en -6.3%, cuando en 2012 lo hicieron en -5.9%. De hecho la balanza de mercancías petroleras registró un superávit de 8 mil 706 millones de dólares, mientras que un año antes, en 2012, ese superávit fue de 11 mil 753 millones.

Explica el Banco de México que el débil desempeño de las exportaciones petroleras fue por un menor volumen exportado –de 1 millón 256 mil barriles diarios a 1 millón 189 mil barriles– y también por un menor precio del petróleo, que en 2012 promedió los 101.82 dólares por barril, a 98.64 dólares en 2013.

 

Comentarios

Load More