La burocracia interna del PRD retrasa la sucesión

Un retraso de la dirigencia perredista a la hora de entregar documentos al IFE ya provocó que se demorara el relevo de la dirección partidista. Con esto se pospone la posibilidad de que Cuauhtémoc Cárdenas retome las riendas del instituto político que fundó. Mientras tanto, las divisiones y debilidades en la izquierda se profundizan.

 

Aunque algunas de las corrientes más poderosas dentro del PRD impulsan a Cuauhtémoc Cárdenas para liderar su instituto político, debido a retrasos de la actual dirección del partido tendrán que esperar.

El presidente nacional perredista, Jesús Zambrano, asegura que dejará el cargo el 21 de marzo. No obstante, la ley electoral no lo permite: El 26 de febrero entregó algunos de los documentos básicos del PRD, pero falta que presente los reglamentos, paso ineludible para la renovación.

De acuerdo con el proyecto del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) CG/2014, en el que se da respuesta a una pregunta de Zambrano –líder de la corriente de los Chuchos– realizada el 18 de febrero pasado, todavía faltan trámites para comenzar con la renovación.

Ahí se lee que el 6 y el 11 de diciembre último el IFE recibió la notificación de las modificaciones a los documentos básicos del PRD, aunque el XIV Congreso Nacional, del que emanaron los cambios, se celebró desde un mes antes, en Oaxtepec, Morelos.

“El 6 de diciembre de 2013, conforme a lo establecido en los artículos 6 y 14 del Reglamento para la Sustanciación de las Impugnaciones a las Modificaciones a los Estatutos de los Partidos Políticos Nacionales, se realizó la publicación del Aviso de Modificaciones a los Estatutos del Partido de la Revolución Democrática, tanto en estrados como en la página web del instituto. Dichos avisos permanecieron publicados las 72 horas siguientes que señala el primer artículo mencionado.”

En el proyecto se recuerda que el 7 de enero de este año venció el plazo para impugnar la reforma estatutaria. En total el IFE recibió nueve impugnaciones, así como la solicitud de un juicio para la protección de los derechos político-electorales, que fue reencauzado a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para su estudio.

La Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos, por su parte, revisó los documentos y quejas y encontró algunas deficiencias, por lo que pidió al partido político que remitiera algunos papeles faltantes. El PRD tardó en hacerlo.

“Mediante oficio CEMM-016/2014 de fecha 13 de enero de 2014, el partido político dio respuesta al requerimiento formulado”, se expresa en el documento. “Los días 12, 17 y 18 de febrero de 2014, en alcance al oficio de fecha 6 de diciembre de 2013, el Partido de la Revolución Democrática, a través de su representante ante el Consejo General, remitió diversa documentación relacionada con el XIV Congreso Nacional”.

Pero ahí no se solventó el procedimiento. El 18 de febrero de 2014, a través del oficio DEPPP/DPPF/543/2014 notificado el mismo día, se requirió al PRD que aclarara algunas discrepancias de forma encontradas en los textos de los documentos básicos.

Zambrano presentó ante la Presidencia del Consejo General del IFE un escrito fechado el 16 de febrero, en el que preguntaba si podía quedarse más tiempo al frente del PRD. En el documento, cuya copia tiene Proceso, consultó: “¿Es legal que la actual dirigencia nacional, al emitir la convocatoria para renovar sus órganos de dirección, omita el plazo a que refiere el transitorio segundo ya transcrito, ello con la intención de renovar lo antes posible sus órganos, acercándose lo más a marzo, procurando que la duración de los cargos de dirección no se prorrogue más de los tres años que dispone el actual artículo 106 de nuestros estatutos?

“¿Es legal que la actual dirección nacional se mantenga en el cargo hasta en tanto se renuevan de manera estatutaria los mismos órganos, o en su defecto una vez llegado marzo, es necesario proceder a elegir una dirección provisional, en tanto se eligen y califican de manera estatutaria los órganos de dirección?”

El IFE no tuvo objeción en que Zambrano se mantuviera en el puesto.

 

Plan con maña

 

El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, delineó una perspectiva diferente.

Durante una reunión realizada el miércoles 6 con los representantes de las corrientes perredistas –a la que no fue ninguno de Nueva Izquierda, la corriente de Zambrano– consideró que según los nuevos estatutos deberán esperar 90 días para aprobar su reglamento de elecciones y, luego, 45 días más para elegir su nueva dirigencia. Previó que para julio podrían darse los comicios, pero por trámites y tiempos políticos sería, quizás, para septiembre.

Ese mismo miércoles el Consejo General del IFE aprobó por unanimidad las modificaciones a los documentos básicos del PRD, entre los que se incluye la reforma a los estatutos para permitir la reelección del presidente nacional.

En sesión pública extraordinaria que duró poco más de una hora, Camerino Eleazar Márquez, representante del PRD ante el IFE, se congratuló de que esta institución tuviera “en tiempo y forma” sus estatutos, “atendiendo y respetando los derechos, desde luego, de todos aquellos que hicieron valer su derecho de impugnación”, señaló. Con esto podrán prepararse para un proceso de renovación, así como, agregó, consolidar la participación de todos los afiliados, reconociendo acciones afirmativas de jóvenes y de mujeres.

“Y, desde luego, abriéndonos a la sociedad para que el Partido de la Revolución Democrática, que está próximo a cumplir sus 25 años, tengamos una posibilidad de seguir incidiendo en la vida política de este país y en las grandes reformas que requiere México”, indicó.

Al respecto, la anterior consejera presidenta provisional del IFE, María Marván, reconoció ante la prensa que el proceso perredista “ha sido un poco más largo” debido a que las modificaciones estatutarias fueron notificadas a dicho instituto en dos momentos, 6 y 11 de diciembre, más de un año después del XIV Congreso.

“A partir de esa fecha se hizo una serie de requerimientos. (…) En otras palabras, como ya lo reconoció el propio representante del PRD, debo decir que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos apuró el proceso de tal manera que pudiera estar lo más rápido posible, pero lo más bien hecho también”, puntualizó.

Lo que quedó pendiente, afirmó, es que el PRD elabore y entregue su reglamento electoral. “Eso tendrán que definirlo ellos en sus tiempos y en sus decisiones”.

Zambrano, entrevistado tras la presentación de la propuesta de reforma político-electoral de diputados y senadores perredistas, considera que después de que el IFE avale todos los documentos perredistas estarán en posibilidad de arrancar plenamente su proceso de renovación interna.

Plantea que el Consejo Nacional para la elección de la nueva dirigencia podría realizarse los días 14 y 15 de marzo. Porque, insiste, él está listo para dejar la dirigencia el 21 de marzo próximo, ya que “es cuando culmina el plazo para el cual fuimos electos. Si no, tendría que operar un interinato por tres o cuatro meses, o el tiempo que tardara el proceso para elegir a nuevos dirigentes, y entonces… pues el Consejo Nacional es el que terminará tomando la decisión.

“Todavía queda un buen rato, un buen tiempo para ver qué va a pasar en el PRD, yo espero que no nos empanicemos”, agrega en referencia al Partido Acción Nacional, que tiene un complicado proceso de renovación de dirigencia. Aun así, culpó al IFE del retraso de su proceso interno de renovación de la dirigencia.

Comentarios

Load More