“El Financiero -Bloomberg TV”

A partir del sexenio de Vicente Fox, se paró el otorgamiento de concesiones nuevas para señales abiertas, mientras que proliferaban los permisos para transmitir vía cable: Canal Judicial, TV-UNAM, Canal del Congreso, Aprende tv. Esa tendencia se prolonga hasta nuestros días aunque en años recientes fueran otorgadas también frecuencias para televisión digital terrestre (TDT).

Además de los canales espejo otorgados a los análogos, en manos de Televisa y Azteca, el gobierno obtuvo, a través de OPMA, más de 30 frecuencias que repartió entre Canal Once (para dotarla de más repetidoras) y una señal con programación propia, el denominado Canal 30; muchas de sus realizaciones pueden verse aún en emisoras del Estado. Se otorgó el 21 digital a la Ciudad de México y el 44 a la Universidad de Guadalajara.

Ante la perspectiva del permiso de dos cadenas nacionales abiertas más, los grupos comenzaron a moverse para estar en posibilidad de licitar por ellas.   En tanto no pueden ser ni Azteca ni Televisa porque ya son dominantes, los otros consorcios nacionales y extranjeros (ya la ley permite 49% de inversión foránea en radiodifusión) diseñan sus jugadas.

En poco más de un año han aparecido dos nuevos canales en cable: el de Excélsior Tv, y hace apenas unos días El Financiero-BloombergTv. El primero pertenece al grupo de Olegario Vázquez Raña, que poco a poco ha ido aumentando su participación en el área de los medios y que tal vez esté interesado en hacer de su Canal 28 una cadena nacional. Los noticiarios tanto del 28 como de Excélsior Tv arrancan con notas de Peña Nieto, las mismas que vemos, cual boletín oficial, en casi todos los canales televisivos del país.

El caso de El Financiero-BloombergTv proviene de la alianza de un diario mexicano con serios problemas económicos con un canal televisivo estadunidense para crear lo que ellos llaman un “servicio de noticias de negocios” a través de una multiplataforma que consiste en un periódico en papel, en digital, un portal y aplicaciones para diversos dispositivos. Inició operaciones, tras un intenso bombardeo publicitario, el 26 de febrero de este año.

El canal televisivo está diseñado para ser captado en México y en Centroamérica con sus 4 horas de programación original en español, mismas que se repetirán a lo largo del día como hacen casi todos los canales de su tipo. Difunde en alta definición noticias que en principio debieran ser de negocios. No es así. Un rápido monitoreo arroja muchas notas acerca de las actividades de Peña Nieto. Y los periodistas que estarán a cargo son conocidos del público, no hay sangre nueva. El resto de la programación corresponde a Bloomberg, que reporta tener 10 corresponsalías en el mundo, 2 400 reporteros y llegar a 72 países.

Comentarios