Refuerzan vigilancia para evitar que roben el cuerpo de “El Chayo”

APATZINGÁN, Mich. (proceso.com.mx).- Más de 150 elementos del Ejército, Marina, Policía Federal, Policía Estatal y de la PGR montaron un cerco en las calles Emiliano Zapata, Constitución y adyacentes al Semefo del Hospital Ramón Ponce de Apatzingán, donde permanece el cuerpo de Nazario Moreno González, con el fin de evitar que sea robado.

Mandos militares ordenaron reforzar la vigilancia en el lugar con tanquetas, patrullas y personal.

Una camioneta del Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán salió a toda velocidad de la 43 Zona Militar cerca de las 18:30 horas, escoltada por una veintena de vehículos militares.

En la camioneta iba el cadáver del fundador de la Familia Michoacana, organización disuelta en el 2010 y que luego se convirtió en Los Caballeros Templarios, quienes sentaron sus reales en esta zona hasta la aparición de los grupos de autodefensa.

Con el hospital cercado por elementos de la Policía Federal, Estatal y de la PGR, la caravana ingresó y bajó el cuerpo sin permitir la entrada a la prensa que se congregó afuera de la 43 Zona Militar y del anfiteatro.

Fuentes de la Procuraduría michoacana señalaron que el cerco es para evitar que el cuerpo sea robado y después de que se practique la autopsia de ley será entregado a sus deudos.

En Morelia, el gobernador Fausto Vallejo Figueroa reconoció la efectividad del operativo que aplica el gobierno de Enrique Peña Nieto para devolver a los michoacanos la tranquilidad y seguridad arrebatada por los grupos criminales, a la vez que felicitó a la Secretaría de Marina, al Ejército, a la Policía Federal y al Cisen por el abatimiento del líder de la organización delincuencial que tanto daño ha causado a la sociedad.

Luego de que la Secretaría de Gobernación confirmó la muerte de Nazario Moreno González el gobernador Vallejo Figueroa destacó:

“Hoy queda claro que con pasos sólidos y en el sentido correcto, la fuerza del Estado va asestando golpes certeros contra la delincuencia.

“Mi reconocimiento a Enrique Peña Nieto y a todos los que participaron en los operativos para abatir a quien estaba al frente del grupo criminal y mi solidaridad con las familias de quienes han sido víctimas de los actos inhumanos de los delincuentes”, señaló el mandatario.

La ciudad se encuentra en completa calma sin que se hayan registrado incidentes. Sólo grupos de curiosos se acercaron al cordón militar para tomar fotos y videos con sus celulares y cámaras fotográficas.

Comentarios