Desde junio de 2013 Pemex supo del fraude de Oceanografía: PGR

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. Foto: Germán Canseco Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, reveló que entre junio y julio del 2013, Petróleos Mexicanos (Pemex) empezó a detectar irregularidades en las operaciones de la empresa Oceanografía y aclaró que fue la PGR la que alertó al banco estadunidense Citigroup del posible fraude.

Al comparecer ante diputados federales, el titular de la PGR advirtió que lo que se ha publicitado del caso Oceanografía “no significa que sea todo”.

El funcionario agregó que antes de aprehender a alguno de los involucrados en el caso, se necesita elaborar bien los expedientes para que la defensa no pueda rebatir las acusaciones y lograr su libertad.

Acompañado del director de Pemex, Emilio Lozoya, el procurador Murillo Karam dijo: “Estamos atrasados en la fijación de responsabilidades, pero es porque no queremos que más tarde nos rebatan y salgan libres”.

La búsqueda en otros países de los posibles implicados en el caso de Oceanografía y el posible lavado de dinero, añadió Murillo Karam, hace que vayamos “despacio pero con contundencia” para detener a los responsables.

Al final de su comparecencia, el procurador liberó de cualquier responsabilidad a la Caja Libertad de Querétaro y aseguró que la gran duda es dónde está el dinero que Citigroup entregó a Oceanografía.

El funcionario aclaró que la investigación no tiene tintes políticos ni es una “cacería de brujas”. Así lo dijo luego de que el diputado del PAN, Juan Bueno Torio, exfuncionario de la paraestatal en la administración panista, le pidió que se llegue al fondo, “tope donde tope, sin cortinas de humo y tintes partidistas”.

Murillo Karam dijo que la indagatoria la inició el órgano interno de Control de Pemex entre junio y julio de 2013, pero no fue hasta el 10 de febrero pasado cuando la PGR intervino, luego de que en Tabasco se interpuso una querella por robo y debido a que es una empresa que trabaja para la paraestatal.

“Vimos la cantidad de intereses que se podían afectar y entre los primeros estaban los 11 mil trabajadores de Oceanografía, por eso es que se procedió al aseguramiento”, justificó.

El procurador dijo que días después, Citigroup dio a conocer el fraude porque lo tenía que notificar a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Aclaró que no se trata de falsificación de facturas, sino de factoraje y falsificación de firmas.

Se está trabajando con cautela –añadió– “para evitar afectar a inocentes, porque en una averiguación previa se menciona a muchos”.

A su vez, el director de Pemex, Emilio Lozoya, reveló que hoy al exsubdirector en Pemex Exploración, Mario Alberto Ávila Lizárraga, le fincaron responsabilidades para inhabilitarlo en la función pública, debido a que firmó un adeudo de uno de los contratos de Oceanografía después de haber dejado su cargo.

Ante la insistencia sobre quiénes son los verdaderos accionistas de Oceanografía, Lozoya Austin confirmó que además de los hermanos Yáñez Osuna tiene acciones el sobrino de Francisco Gil Díaz, Martín Díaz Álvarez, así como Alberto Duarte Martínez, los hermanos Rodríguez Borgio y el extenista Oliver Fernández Mena.

A lo largo de la comparecencia, que duró aproximadamente tres horas, el nombre del sobrino de Gil Díaz se hizo presente incluso más que el de los hijos de Marta Sahagún.

Los diputados efectuaron dos rondas de preguntas y pidieron que se investiguen las razones por las cuales se han entregado contratos a Maclovio Yáñez, sobrino de los dueños de Oceanografía. Incluso, pidieron que se investigue a los exdirectores de Pemex: Raúl Muños Leos, Luis Ramírez Corso, Juan José Suárez Coppel, así como a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón.

Durante la participación de los panistas, ninguno defendió a los expresidentes de su partido y mucho menos a los hijos de la esposa de Fox.

 

Comentarios

Load More