Cae en Guerrero “La Güera Sicaria”, integrante de Los Rojos

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- La Policía Federal (PF) detuvo a Lizbeth Cantorán Guerrero conocida como La Güera Sicaria, integrante de una célula al servicio del grupo delincuencial de Los Rojos que opera en el municipio de Chilapa de Álvarez.

La joven de 25 años es considerada por las autoridades federales como operadora de Zenén El Chaparro, identificado como el jefe de la plaza de Chilapa y encargada del cobro de cuotas, secuestros, robos y extorsiones en este lugar de la Montaña baja de la entidad colapsada por la narcoviolencia.

También, La Güera Sicaria es señalada como sobrina del diputado local perredista y empresario ferretero, Miguel Cantorán Gática, indican reportes oficiales a los que tuvo acceso Proceso.

Los informes oficiales indican que la detención de La Güera Sicaria se realizó ayer en Chilapa durante un operativo de la PF que comenzó desde el jueves 13 y donde participaron más de 200 agentes federales apoyados por un helicóptero Black Hawk de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

El objetivo del operativo era la captura del jefe de la plaza de Los Rojos en Chilapa, identificado como Zenén El Chaparro, quien burló a las fuerzas federales.

No obstante, los federales detuvieron a uno de los principales operadores de El Chaparro, Lizbeth Cantorán La Güera Sicaria.

La joven mujer fue aprehendida en una casa de seguridad donde los agentes decomisaron un rifle AK-47, seis kilos de mariguana y un vehículo con reporte de robo, indican los reportes oficiales.

En la misma operación en contra de la célula de Los Rojos, los federales catearon varias casas y decomisaron 14 autos más con reporte de robo y de diferentes modelos como Hummer, Mini Cooper y BMW.

Durante las acciones de la PF en Chilapa, fue interrumpido el servicio de energía eléctrica y se inhibió las comunicaciones de telefonía celular en la cabecera de este municipio administrado por el alcalde priista, Francisco García González El Tepache.

La cacería de la PF en contra de Los Rojos en Chilapa, se registró un día después de que el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera y el abogado de la ONG, Santiago Aguirre fueron interceptados y asaltados por sujetos armados en las inmediaciones de este municipio controlado por la delincuencia.

Barrera Hernández se dijo afortunado argumentando que en el tramo carretero donde fue atacado, no solo asaltan a automovilistas, sino que también han desaparecido a varias personas.

El activista lamentó el hecho de que las autoridades de los tres niveles tengan conocimiento de la existencia de una banda delincuencial que opera impunemente en Chilapa y no hagan nada para revertir la situación de inseguridad que se vive en este lugar.

Incluso, refirió que es de conocimiento público que desde hace poco más de dos años la delincuencia tiene el control del tramo de la carretera federal que conecta los municipios de Tlapa de Comonfort con Chilapa de Álvarez y que las personas son obligadas a viajar durante el día por esta vía para evitar ser víctimas de un atraco, secuestro o asesinato.

“La ley del que delinque está por encima de las autoridades que no hacen nada por garantizar a la sociedad el libre tránsito por las vías federales”, reprochó Barrera Hernández.

La disputa por el control de esta estratégica zona del narco en la entidad protagonizada por Los Rojos, que tiene su bastión en la cabecera municipal de Chilapa y un grupo denominado Los Ardillos, afincado en el poblado de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango, y dirigido por familiares del presidente del Congreso estatal, el diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez, ha exhibido la relación entre delincuencia y políticos.

El 7 de enero Proceso dio a conocer que el oficial mayor del ayuntamiento de Chilapa, Vicente Jiménez Aranda, fue detenido por autoridades ministeriales por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada y actualmente se encuentra preso en la cárcel de Chilpancingo, acusado del secuestro de un empresario dedicado a impartir cursos de motivación personal al sur de esta capital.

Jiménez Aranda es un operador político del PRI en la zona de la Montaña baja y es considerado “brazo derecho” del alcalde priista de Chilapa, Francisco García González, El Tepache, quien ha sido señalado constantemente por sus presuntos nexos con el narco.

Mientras que el regidor del PT del mismo municipio, Cleto Mendoza, fue “levantado” por sujetos armados desde el 30 de diciembre y a la fecha sigue desparecido.

Los dirigentes de los partidos de izquierda y la clase política de la entidad han hecho mutis ante la desaparición del regidor petista de Chilapa, lugar donde impera la impunidad y la ausencia del gobierno frente a la delincuencia.

 

Comentarios

Load More