Cae zeta implicado en el homicidio de 17 miembros del grupo Kombo Kolombia

MONTERREY, N.L. (apro).- Luego de una balacera con agentes ministeriales, José Isidro Cruz Villarreal, El Pichilo, fue aprehendido por su presunta responsabilidad en la autoría intelectual del homicidio de 17 integrantes del grupo de vallenato Kombo Kolombia en enero de 2013.

El detenido, a quien se identificó como jefe de Los Zetas, era buscado por la policía desde febrero de 2012, cuando se fugó del penal de Apodaca, junto con 37 internos más, después de asesinar a  44 compañeros de celdas.

De acuerdo con la información proporcionada por una fuente del gobierno estatal, Cruz Villarreal fue capturado junto con Jesús Guadalupe Frías Mendoza y Patricia Rentería. Los tres se dedicaban al tráfico de drogas.

El procurador general de Justicia, Adrián de la Garza Santos, aseguró más tarde que los integrantes de la agrupación fueron asesinados porque traicionaron a Los Zetas, organización criminal que inicialmente apoyó su carrera.

“Ellos (los homicidas) manifiestan que se sentían traicionados, en virtud de que habían apoyado en su inicio a este grupo y que, según el detenido, estaban tocando también para el grupo contrario al de Los Zetas (Cártel del Golfo). Hay que decir que eso es lo que manifiesta el detenido. No podemos asegurarlo ni descartarlo, es lo que están dando las primeras investigaciones”, explicó en conferencia de prensa esta noche.

Se le relaciona con 17 eventos más en los que fueron perpetrados múltiples homicidios. Era jefe de Los Zetas en los municipios rurales de Mina, el Carmen, Salinas Victoria, Hidalgo y Abasolo, precisó el procurador.

Antes de su detención, la PGJ tenía identificado a El Pichilo como jefe de plaza de Los Zetas en los municipios rurales de El Carmen, Abasolo, Hidalgo y Mina, al norte de la entidad.

Los integrantes de la agrupación del Kombo Kolombia fueron secuestrados en el municipio de Hidalgo, la noche del 24 de enero de 2013 y un día después fueron ejecutados en Mina. Uno de los trabajadores del staff de la agrupación logró escapar de la ejecución y avisó a las autoridades del secuestro y homicidio.

Los 17 cuerpos fueron encontrados, el 26 de enero en el interior de una noria en un rancho abandonado en Mina, 50 kilómetros al norte de la capital.

Extraoficialmente se ha mencionado que El Pichilo ordenó la masacre, debido a que los músicos liderados por Carlos Sánchez, El Vallenato, se presentaba en antros bajo el dominio del Cártel del Golfo y que anteriormente habían sido territorio zeta.

Antes de la captura del presunto mando zeta, las autoridades policiacas ya habían detenido a otro involucrado en la masacre de los integrantes del conjunto musical. Se trata de Orlando Garza, Erus, quien habría hecho labor de halconeo durante el ilícito.

Esta persona murió el 11 de abril de 2013 en el interior del penal del Topo Chico, aparentemente víctima de un accidente. En los interrogatorios, Orlando señaló a Cruz Villarreal como la persona que ordenó la masacre.

Comentarios

Load More