La Policía Federal detiene a una dirigente de la guardia comunitaria de Tixtla de Guerrero

CHILPANCINGO. GRO., (proceso.com.mx).- Agentes de la Policía Federal (PF) en coordinación con policías estatales emprendieron un operativo en contra de la guardia comunitaria que opera en la cabecera municipal de Tixtla de Guerrero y que ha sido señalada por el gobierno de Ángel Aguirre Rivero de tener presuntos nexos con la guerrilla.

La incursión policíaca se registró en el barrio del Fortín, bastión de este grupo de autodefensa adherido a la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (PC-CRAC).

Como parte del operativo fue detenida una mujer identificada con el nombre de Aurora Molina González, indican reportes oficiales.

La detenida es hermana de Gonzalo Molina, el líder de este grupo de autodefensa que fue capturado en octubre pasado y actualmente se encuentra preso en el penal federal de Oaxaca, acusado por el gobierno estatal y municipal de terrorismo y supuestos nexos con la guerrilla.

La operación de la PF comenzó a las cinco de la mañana de este miércoles y concluyó tres horas después. En su retirada el convoy policíaco fue interceptado por normalistas de Ayotzinapa, quienes protagonizaron un zafarrancho con los uniformados sobre la carretera federal Chilpancingo-Tlapa a la altura de Tixtla.

En la trifulca, que no dejó víctimas fatales, los estudiantes apedrearon a los uniformados, quienes reaccionaron lanzando gas lacrimógeno y huyeron del lugar con dirección a la capital guerrerense.

Los reportes oficiales refieren que Aurora Molina asumió el mando de la guardia comunitaria de Tixtla, tras la detención de su hermano Gonzalo, quien es señalado por las autoridades estatales como el fundador de este grupo de ciudadanos armados que presuntamente están ligados a la guerrilla.

Desde el año pasado, este grupo de autodefensa ha mantenido una confrontación directa con el alcalde perredista de Tixtla, Gustavo Alcaraz Abarca, a quien acusan de estar vinculado con la delincuencia organizada.

Apenas este 25 de febrero la autodefensa tixtleca denunció que los policías municipales realizan labores de vigilancia en el día y por la noche son sicarios.

Además, señalaron que el medio hermano del edil perredista, Luis Ortega Abarca “La Gringa” funge como jefe de plaza de una célula delincuencial al servicio del grupo delictivo “Los Rojos”.

A pesar de los señalamientos, “La Gringa” se mantiene como director de los Servicios Municipales de Agua Potable y Alcantarillado de Tixtla.

En respuesta, el alcalde de Tixtla defendió a su medio hermano y calificó a la guardia comunitaria como “un grupo desestabilizador”, ligado a la guerrilla y dirigido por personas provenientes de otras partes de la entidad que reclutan a jóvenes para confrontar a las autoridades de los tres niveles de gobierno.

A su vez, el director de la Policía Municipal, Rubén Reyes Zepeda, anunció que los principales dirigentes de la autodefensa de Tixtla enfrentan diversas denuncias penales y órdenes de aprehensión.

Comentarios