Priista presenta iniciativa para restringir protestas en Quintana Roo

CANCÚN, Q. Roo (proceso.com.mx).- Bajo el nombre de Ley de Cultura Cívica del Estado de Quintana Roo, el PRI que domina el Congreso del estado busca prohibir las protestas en la entidad.

La iniciativa fue presentada por el diputado priista Juan Carrillo Soberanis, uno de los legisladores más cercanos al gobernador Roberto Borge y quien cobró notoriedad como líder estatal del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) al encabezar acciones, con integrantes de esa agrupación priista, para sabotear actos de campaña del excandidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con fuentes del Congreso estatal, se pretende que la iniciativa sea aprobada este lunes 24.

La iniciativa fue presentada la tarde del jueves 20 y pasó prácticamente desapercibida, pues quedó opacada por la elección que llevaron a cabo los diputados de Harley Sosa Guillén como presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo.

Según la iniciativa de Carrillo Soberanis, presidente de la Comisión de Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria, de entrada se faculta a la autoridad para intervenir si en una protesta:

“Se altera el funcionamiento de las instituciones que prestan algún servicio, la paz, la tranquilidad, de la o las comunidades, o se impide el normal desarrollo de las actividades de los demás habitantes o sus derechos humanos, o profieren injurias, o sea hace uso de violencia o de amenazas para intimidar u obligar a que alguna autoridad resuelva en el sentido que se deseen los manifestantes”.

Pero también de manera tajante, prohíbe llevar a cabo bloqueos y advierte que éstos serán disueltos.

“Se realizarán las acciones necesarias para retirar el bloqueo de manera inmediata”, advierte.

Y además prohíbe marchas en “vías primarias”. Además, regula las marchas en las vías públicas.

“Cuando las manifestaciones tengan lugar en vías públicas, el paso de los participantes no deberá de obstruir más de la mitad de los carriles y, cuando la vía pública lo permita, los manifestantes deberán usar los carriles laterales”.

Y agrega:

“En el caso de las manifestaciones que invadan áreas prohibidas, la autoridad apercibirá a los manifestantes a dejar de realizar esta conducta y, en caso de negativa, la autoridad, tomará las medidas conducentes para reencauzar a los manifestantes a las zonas permitidas”.

De igual forma, restringe los espacios para la realización las marchas, incluidos los turísticos.

“En el caso de manifestaciones, marchas o plantones, los participantes deberán abstenerse de realizarlas en espacios públicos con valor histórico, cultural, turístico, arquitectónico o de importancia para el desarrollo del estado, o sus accesos, con la finalidad de salvaguardar las actividades económicas, la generación de empleos y la estabilidad política, económica y social de Quintana Roo.

De igual manera, obliga a los participantes en manifestaciones, marchas y plantones a responder directamente cuando “causen daños a los bienes o derechos de terceros”, independientemente de la “responsabilidad administrativa, civil y penal que resultara”.

También obliga a los organizadores de marchas a dar aviso por escrito con 48 horas de anticipación la Secretaría de Gobierno del estado y a las secretarías de los ayuntamientos.

Comentarios