Preocupa a Cordero que dinero de “moches” se use a favor de Madero

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Entre gritos de “¡No más moches, no más moches!”, este mediodía fueron recibidos Ernesto Cordero y el exgobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, aspirantes a encabezar el CEN del PAN, quienes visitaron la entidad en su gira de campaña.

Justo antes de arribar al auditorio del estado para reunirse con militancia blanquiazul traída desde varios municipios, Ernesto Cordero dijo en León que existe preocupación en la fórmula que encabeza por el riesgo de que los recursos presuntamente solicitados por el coordinador de la bancada en el Congreso, Luis Alberto Villarreal, como “moche” puedan “ser utilizados para afectar el resultado de la contienda interna”.

Por lo que urgió a las instancias del partido y las del gobierno a “que investiguen, para que todos estemos tranquilos y sepamos lo que es”.

Cordero lamentó que al interior del partido no se esté efectuando una investigación seria sobre las denuncias divulgadas en los medios de comunicación, por las cuales la PGR inició una indagatoria.

“Lamentablemente la comisión interna creada no existe y nunca existió con la seriedad debida” para aclarar este tipo de asuntos, afirmó.

En el evento efectuado en el auditorio del estado, Ernesto Cordero aseguró que pretende “regresarle la dignidad al partido” y rechazar imposiciones.

“Como decía nuestro fundador Manuel Gómez Morín, el PAN jamás deberá estar sometido a ningún gobierno, ni siquiera a los emanados de nuestro partido, no veo por qué ahora el PAN, en un afán de construir un mejor país, esté sometido al PRI. Jamás el PAN va a estar sometido al PRI y no veo porqué debe seguirlo siendo”.

Según el aspirante a la presidencia del CEN del blanquiazul, “antes de andarle aplaudiendo a Peña Nieto” el partido debe resaltar “lo bien que gobernó Fox y Calderón (sic)”.

“Los gobiernos humanistas de Acción Nacional han dado mucho por México, tenemos que estar orgullosos”, agregó, el enumerar una serie de rubros que calificó como resultados exitosos, entre ellos el Seguro Popular.

Según Cordero, los gobernadores emanados del PAN pueden dar la cara sin avergonzarse después de que terminan su sexenio, mientras que “cuántos exgobernadores del PRI no pueden regresar a su tierra porque hicieron un mal trabajo”.

Y como ejemplos, presentó al jalisciense Alberto Cárdenas y a los guanajuatenses Juan Carlos Romero Hicks y Juan Manuel Oliva Ramírez.

“El que puedan pararse en cualquier plaza, en cualquier casa y la gente se acerque, los abrace, quiere decir que hicieron un buen trabajo”, afirmó.

Oliva fue arropado por los asistentes al evento, mientras que en la entidad prevalecen serios cuestionamientos sobre su administración.

Acompañado por su esposa e hijas, el exgobernador e integrante de la fórmula de Cordero como secretario del CEN pidió a la militancia que no entregue el partido a quien lo mandó al tercer lugar en la pasada elección federal”.

Comentarios

Load More