Desertor del Ejército implicado en crimen de exalcalde de Nuevo Laredo

MONTERREY, N.L. (apro).- Un desertor del Ejército reclutado por Los Zetas y detenido el pasado 11 de marzo en esta ciudad fue involucrado en los crímenes del exalcalde de Nuevo Laredo, Benjamín Galván, y del empresario Miguel Ángel Ortiz, cuyos cuerpos fueron encontrados en la caja de una camioneta Dodge Ram blanca abandonada en el kilómetro 42 de la carretera Monterrey-Saltillo, perteneciente a la comunidad de La Candelaria, municipio de García.

Se trata de Carlos Pérez González, de 28 años y originario del estado de San Luis Potosí. El exintegrante del cuerpo élite del Ejército, el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes), y expolicía en los municipios de San Nicolás y García fue capturado el pasado 11 de marzo por su presunta participación en el asesinato de cuatro hombres que fueron arrojados a una noria en el municipio de Salinas Victoria, 25 kilómetros al norte de la capital.

De acuerdo con las investigaciones, el exedil Galván y su acompañante fueron secuestrados en Nuevo Laredo el 27 de febrero. Al día siguiente, los cuerpos, con impactos de bala, fueron encontrados en la caja de una camioneta Dodge Ram blanca, abandonada en el kilómetro 42 de la carretera Monterrey-Saltillo, en la comunidad de La Candelaria, en el municipio de García, ubicado en la periferia de la zona metropolitana.

Pérez González declaró que unas personas a las que no identificó le entregaron una camioneta con los cadáveres y le encomendaron a él y a otro pistolero identificado como Oziel Enrique Medina Rangel, El Trompas, que la abandonaran en Coahuila, pero debido a que la carretera era vigilada, decidieron abandonarla en territorio de Nuevo León.

Debido a que estas dos personas fallaron en su encomienda, y la camioneta fue encontrada de inmediato, dichas personas ejecutaron a El Trompas, cuyo cuerpo fue encontrado en la noria de Salinas Victoria.

La identidad del exalcalde y el empresario asesinados no se supo hasta el pasado lunes 31 de marzo. Un día después, familiares de Galván Gómez acudieron al Servicio Médico Forense del Hospital Universitario de esta ciudad, para recibir el cadáver.

El cuerpo de Ortiz ya fue identificado por sus allegados, aunque esta tarde continuaba aún en el anfiteatro, mientras concluían los trámites para la entrega.

Comentarios