Fue “mala suerte” ataque contra director de Noroeste: Malova

Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa. Foto: Eduardo Miranda Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa. Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, dijo que el atentado a balazos contra el director del periódico Noroeste, Adrián López Ortiz, fue “mala suerte”.

Lo anterior, tras ser detenidas tres personas por el robo de auto y atentado contra el director general de Grupo Editorial Noroeste.

El mandatario afirmó que el ataque, por lo tanto, no está relacionado con la línea editorial del periódico.

Durante su visita al directivo, López Valdez descartó que los detenidos sean chivos expiatorios, pues el mismo Adrián López los identificó.

“Total que no llevamos la de ganar nunca, si no los atrapamos nos critican y si los atrapamos rápido también nos critican, independientemente de ese comentario, no tengo más que reconocimiento para la Ministerial, Procuraduría, para mi equipo de trabajo”, dijo textualmente el gobernador, citado por el mismo diario Noroeste.

El mandatario agregó:

“El acontecimiento está esclarecido, nos quita una enorme presión porque en la especulación a veces se toman sesgos que en este caso quedaron muy claros que era un robo de auto, que desafortunadamente le tocó a Adrián”, dijo Malova, quien acudió acompañado de su gabinete de seguridad.

Indicó que está claro que el ataque fue un incidente en el cual López Ortiz tuvo mala suerte, pues “esos chavos iban por un vehículo, le tocó que lo atraparan a él, el mensaje es que iban tras el vehículo”.

El jueves 3 el directivo sufrió un atentado durante el cual le robaron su automóvil, una computadora, teléfono y cartera. Los delincuentes comenzaron a huir, pero regresaron para balearlo en las piernas.

El Noroeste informó que el ataque ocurrió alrededor de la medianoche, después de que el directivo regresó de un vuelo proveniente del Distrito Federal en el que también viajaba el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdés.

“Los hombres armados lo interceptaron en el Bulevar Pedro Infante, en el semáforo de las vías del tren. Y pese a entregarles el automóvil y sus pertenencias, López Ortiz fue pateado ya en el suelo.

Cuando ya se retiraban, los delincuentes ya en el otro carril, regresaron para dispararle”, informó el diario.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso