“¡No más balazos, queremos paz!”, ruegan en Ciudad Mier, Tamaulipas

CIUDAD MIER, Tamps. (apro).- En medio de la ola de violencia que sacude a Tamaulipas, donde ya se acumulan 24 muertos desde el pasado viernes 4, más de 300 habitantes del municipio de Ciudad Mier –uno de los más asolados por el crimen organizado– rompieron el miedo para salir a manifestarse y exigir al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Egidio Torre Cantú que “blinden al poblado” para que no se convierta de nuevo en una “Franja de Gaza”.

Encabezados por el alcalde de Ciudad Mier, Roberto González González, marcharon por las principales calles del pueblo y finalizaron con el cierre del Boulevard, que se convierte en la carretera que conecta con Monterrey.

Hombres y mujeres portaban pancartas con leyendas que rezaban: “Estamos cansados de sobrevivir”; “Basta ya de violencia”; “Unidos por la paz”; “Exigimos justicia y paz para Mier”.

También gritaron consignas como “¡No más balazos!”, “¡Queremos paz para Mier!”, y exigieron a gritos la presencia de efectivos del Ejército y marinos de la Armada.

Al término de una caminata se concentraron frente a la presidencia municipal donde realizaron un mitin encabezado por Roberto González.

“Hago un llamado al gobernador Egidio Torre Cantú y al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para que tengan mayor visión para este municipio, que necesita mayor seguridad, porque no queremos volver al 2010, cuando dejaron el pueblo destrozado”, aseguró el alcalde.

“No queremos balazos en la calle, queremos vivir en paz, tranquilos y con mayor seguridad, además de más educación, más fuentes de empleo, para reactivar la economía en el municipio”, agregó Roberto González.

También exigió que regresen a Mier las compañías subcontratadas por Pemex, porque el gas natural está en esta región y ello permitirá generar nuevos empleos.

“Por ello nuestra preocupación, para que haya seguridad en Mier, y lleguen empresas, porque Mier es Tamaulipas, Mier es México, no queremos ser Franja de Gaza”, concluyó Roberto González.

En los últimos tres días se han registrado enfrentamientos y balaceras en los municipios de Tampico y Mier, con un saldo de al menos 24 muertos.

Incluso esta mañana se reportó una balacera y persecución más en el bulevar Rodolfo Cantú que terminó en Plaza Jalisco en la Unidad Nacional, en el municipio de Ciudad Madero, sin que se reportaran de manera oficial nuevos fallecimientos.

Los enfrentamientos comenzaron la noche del viernes 4 de abril. Ese día desde un vehículo de los llamados “Monstruos” –blindados de forma artesanal—un grupo armado disparó contra el hotel Asia donde se hospedan ingenieros y empleados de la compañía multinacional  Weatherford Internacional, que realiza trabajos de perforación para Pemex. No se reportaron bajas o heridos.

En entrevista con Milenio TV la mañana de este martes, el alcalde de Ciudad Mier, Roberto González, afirmó que “desde antes del sábado se estuvieron registrando los enfrentamientos, pero generalmente ocurren en carreteras, bosques y los ranchos, que están abandonados, porque los dueños tienen miedo de ir allá”.

Refirió que de las víctimas que han dejado las balaceras en Tamaulipas en los últimos días, tres eran de Ciudad Mier, situación que no sucedía desde 2010.

De hecho –añadió– la inseguridad es producto de la falta de oportunidades que permea en el municipio, asolado por el crimen organizado.

“Aquí en Mier no hay trabajos formales, siempre estamos a expensas de que el gobierno federal nos mande trabajos temporales. No podemos seguir así, una semana comemos bien, la otra no.

“Les pido a las autoridades estatales y federales que traigan una fuente de trabajo estable. No creo que no puedan comprometer a algún maquilador para que venga a Mier. Con voluntad se pueden hacer muchas cosas”, subrayó.

Ciudad Mier ha sido uno de los municipios más azotados por el crimen organizado. Al final del gobierno de Felipe Calderón casi se convirtió en un pueblo fantasma a raíz de la separación de los grupos criminales de Los Zetas y el Cártel del Golfo, en febrero de 2010.

Los enfrentamientos entre ambos grupos criminales provocaron que de los mil 500 habitantes del municipio sólo quedaran 400. Las fachadas rafagueadas ya eran parte del paisaje de Ciudad Mier, que en 2007 alcanzó la denominación de Pueblo Mágico.

Luego llegó el Ejército. Los soldados realizaban labores de policía municipal, brigadas de salud y el remozamiento de plazas y fachadas dañadas por las balaceras. Se realizaron actividades para reactivar la economía y regenerar el tejido social, y para septiembre de 2011 regresó la mitad de los pobladores que habían abandonado sus casas.

La calma duró poco porque el municipio se hundió nuevamente en la zozobra por las disputas entre los dos grupos delictivos, que buscan reacomodarse tras la reciente detención Jesús Alejandro Leal Flores, El Simple o Metro 24, jefe del Cártel del Golfo en Reynosa, y la muerte de Aarón Rogelio García, El Wuasa, presunto líder la misma organización, abatido en Tampico, Tamaulipas.

Comentarios