La policía cerca comunidad en Lerma que se opone a la autopista Toluca-Naucalpan

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).-Alrededor de 800 policías del Estado de México mantienen cercada desde esta mañana la comunidad de San Francisco Xochicuautla, municipio de Lerma, en el Estado de México.

El hecho ocurre en el contexto de tensión en el centro del país por las cargadas policiales registradas desde la semana pasada contra comuneros nahuas que se oponen a megaproyectos federales que afectan sus tierras.

La comunidad de San Francisco Xochicuautlan, que se opone a la construcción de la autopista de cuota Toluca-Naucalpan, convocó hoy a una asamblea para renovar su representación ejidal, inconformes por la autorización que los comisariados actuales dieron al proyecto sin someterlo a consulta de la población.

La asamblea está en marcha a pesar de que desde esta mañana la policía mexiquense ha instalado puestos de revisión en los accesos a la comunidad.

En entrevista telefónica, Araceli Flores, vecina del sector, informó que hasta el momento no se han registrado agresiones por parte de los uniformados; sin embargo, consideró que la revisión de vehículos e identidades emprendida por la policía vulnera sus derechos al libre tránsito y la garantía constitucional de no ser molestados en sus bienes y posesiones.

Debido a la magnitud del despliegue, Flores enfatizó su temor a que en algún momento el contingente policiaco avance sobre la comunidad, donde se delibera la oposición al proyecto carretero.

El cerco policiaco de San Francisco Xochicuautla se suma a la detención la semana pasada de opositores a un proyecto energético en el estado de Puebla y a los enfrentamientos y detenciones en Morelos que ayer derivaron en la aprehensión de seis comuneros de Amilcingo y un herido de bala.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso