Culpan a Los Rojos por violencia de alto impacto en Guerrero

MÉXICO, D.F. (apro).- Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, confirmó la detención de Antonio Reina Castillo, líder de la banda de Los Rojos, un grupo criminal que opera en el estado de Guerrero y que se dedica al secuestro, extorsión y producción, distribución y comercialización de drogas a Estados Unidos.

Antonio Reina fue detenido el pasado viernes 11 de abril a las 23:00 horas sobre una carretera ubicada en el municipio de Mártir de Cuilapan. Se desplazaba en una camioneta tipo pick-up, en compañía de Ismael Castillo Marino, de 38 años, quien presuntamente fungía como el segundo al frente del grupo. Con ellos iban Catarino Venancio Aguilar y Gerardo Vázquez Sánchez, quienes presuntamente desarrollaban la función de escoltas.

Su centro de operación se concentraba en la región de La Montaña y en Filo Mayor, Guerrero.

Esta organización criminal, igual que Guerreros Unidos, surgió en los estados de Morelos y Guerrero, tras una fractura con el cártel de Los Beltrán Leyva.

El pasado viernes 11 de abril después de las 23:00 horas, se realizó la captura de Antonio Reyna Castillo, de 42 años, señalado como uno de los principales dirigentes de un grupo dedicado a acciones de delincuencia organizada, así como al secuestro y la extorsión en dicha entidad.

De acuerdo con el comisionado Monte Alejandro Rubido, esta organización criminal fue creada por Crisóforo Rogelio Maldonado, tras la escisión que tuvo con el grupo de Arturo Beltrán Leyva.

Crisóforo Maldonado fue asesinado en el año 2012 al interior del hospital Médica Sur, en la Ciudad de México. Tras su muerte, al mando de la organización criminal quedó José Nava Romero, quien se sabe fue asesinado en junio de 2013 en la ciudad de Puebla, abundó el funcionario federal.

A su muerte, el grupo fue encabezado por Leonor Nava Romero, quien fue capturado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en septiembre del 2013. Posteriormente, el liderazgo fue asumido por María del Carmen Nava Romero, esposa de Crisóforo Maldonado, detenida por la Policía Federal el pasado 5 de marzo en la ciudad de Querétaro.

Al continuar con las acciones para desarticular a esta organización, el pasado 14 de marzo, la Policía Federal realizó un operativo en el municipio de Chilapa de Álvarez, donde se aseguraron 13 vehículos, de los cuales ocho contaban con reporte de robo.

Al día siguiente, el 15 de marzo, en el citado municipio se logró la detención de Lizbeth Cantoral Guerrero, responsable del cobro de cuotas y de secuestros.

Una semana después, el 22 de marzo se realizó la aprehensión de Concepción Sánchez Ávila o Nicanor Rojas Cuautle, identificado como presunto operador al servicio del grupo delictivo.

De acuerdo con las investigaciones, esta organización era la principal responsable de la violencia de alto impacto que se genera en el estado de Guerrero.

Los movimientos de Reina Castillo fueron analizados por la Policía Federal, quien detectó que se trasladaba cuando menos dos veces al mes a Chilpancingo para visitar a su familia y posteriormente, regresar al poblado de Apango en el municipio de Mártir de Cuilapan, donde mantenía su centro de operaciones.

El día de su detención, en una nota publicada en proceso.com.mx se informó que la captura del presunto delincuente se registró en el poblado indígena de Apango, municipio de Mártir de Cuilapan, lugar vecino de Tixtla ubicada a escasos 40 minutos en automóvil, de la capital guerrerense.

El poblado indígena donde arrancó el programa estelar del gobierno federal, la Cruzada contra el Hambre, prácticamente fue sitiado por agentes federales.

En el operativo federal decomisaron un millón y medio de pesos en efectivo, así como un fusil AR-15, dos pistolas calibre .38 súper y una camioneta tipo Pick up, refiere el informe.

Comentarios

Load More