Caso Heaven: deudos inconformes con los resultados de la investigación

Una protesta por los desaparecidos en el bar Heaven. Foto: Germán Canseco (Archivo) Una protesta por los desaparecidos en el bar Heaven. Foto: Germán Canseco (Archivo)

MÉXICO, D.F. (apro).- A 20 días de cumplirse el primer año del secuestro y asesinato de un grupo de jóvenes tepiteños, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sigue sin detener a dos de los principales implicados en el caso: Javier Joel Rodríguez Fuentes, El Javi, e Ismael García Polo, El Polo.

Además, las 23 personas detenidas hasta ahora por esos hechos mantienen un hermetismo absoluto sobre lo que sucedió antes, durante y después del secuestro y la ejecución de los tepiteños, cuya identidad acaba de ser certificada por un grupo de forenses argentinos, a petición expresa de familiares de las víctimas.

El dictamen de los especialistas extranjeros fue concluyente: los cuerpos hallados en agosto del año pasado en una fosa clandestina en Tlalmanalco, Estado de México, son los de los jóvenes secuestrados en el bar Heaven el 26 de mayo de 2013.

Leticia Ponce, madre de Jerzy Ortiz, una de las víctimas, y quien habría sido el objetivo principal del “levantón”, afirmó que el caso está lejos de cerrarse porque la PGJDF todavía debe detener a varias personas más, entre ellas a dos de los responsables principales: El Javi y El Polo.

“Hay 23 personas en proceso, no sé si eso sea concluir. Ya un año y dos piezas principales que son El Javi y El Polo no los han encontrado, nadie sabe nada.

“Todavía falta mucha más gente (…) si creen que con eso se va a cerrar, veremos”, declaró la mujer a Milenio TV.
Según las investigaciones de la PGJDF, Javier Joel Rodríguez Fuentes, El Javi, es el líder de la Unión Insurgentes, cuyo ámbito de operaciones comprende el corredor Roma-Condesa-Insurgentes y es protegido por Los Caballeros Templarios.

De acuerdo con el testimonio de Pedro Francisco Paz López, El Mariguano, uno de los últimos narcomenudistas detenidos en este caso, el secuestro y asesinato de los tepiteños fue encabezado por El Javi, quien continúa prófugo.

En su declaración ministerial Paz López reveló que El Javi y otro sujeto identificado como Antuán le ordenaron degollar con una segueta a uno de los tepiteños.

Ismael García Polo, El Polo, gerente del Heaven era quien avisaba al narcomenudista Horacio Vite Ángel, El Chaparro, cuándo podía ir al Heaven a vender droga y es supuestamente quien delató a los tepiteños.

El Chaparro fue asesinado el 24 de mayo afuera del bar Black y dos días más tarde, el 26, los tepiteños fueron secuestrados del bar Heaven.

Inicialmente, la PGJDF desligó ese hecho con el caso Tepito, pero a raíz de que las personas arraigadas comenzaron a hablar las autoridades no tienen la menor duda de que ambos casos están relacionados.

Una de las líneas de investigación es que el secuestro y asesinato de los tepiteños, varios de ellos miembros del grupo delictivo Los Tepis, fue una venganza por el asesinato de El Chaparro quien pertenecía a La Unión Insurgentes.

En el crimen de El Chaparro habrían participado dos integrantes de Los Tepis, Jerzy Ortiz Ponce y Said Sánchez García, dos de los 13 desaparecidos.

Hasta ahora la PGJDF ha detenido a 23 personas relacionadas con el caso y el pasado sábado informó que aún faltan12 más.

También el sábado dio a conocer los resultados del peritaje realizado por un equipo de forenses argentinos que confirmó que los 13 cuerpos hallados en una fosa clandestina el 22 de agosto pasado en las inmediaciones del rancho La Negra, en Tlalmanalco, Estado de México, son los de los jóvenes desaparecidos del bar Heaven.

Los familiares de las víctimas cuestionaron los resultados del peritaje realizado por los forenses de la PGJDF y exigieron que se realizara otro peritaje con expertos extranjeros cuyos resultados fueron dados a conocer el sábado sin consultar a los familiares.

Sólo cuatro de los cuerpos fueron reclamados por los familiares y los del resto continúan en las instalaciones del aguardaron a conocer el resultado de los peritos argentinos.

Este lunes, en la entrevista con Milenio TV, Leticia Ponce afirmó que ahora lo único que les resta es que les sean entregados los restos de sus familiares.

“Lo único que queda es que yo lo quiero ver (…) Yo quiero ver los restos que hay, a lo mejor es un consuelo tonto pero pues ya tengo a mi hijo, ya sé dónde está”, dijo.

Según la también esposa de El Tanque, considerado como uno de los principales delincuentes del barrio de Tepito, actualmente preso, el equipo forense argentino disipó todas las dudas que tenían y que ni la PGJDF ni la PGR les respondieron.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos de Distrito Federal emitió un extrañamiento a la PGJDF por publicar los resultados del peritaje sin terminar el proceso de revisión con familiares de las víctimas.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) entregó el sábado pasado en las instalaciones de la CDHDF, los resultados de su estudio a la PGJDF y a los familiares de los tepiteños.

Asimismo, la CDHDF realizó las gestiones necesarias para crear un espacio privado y seguro para la entrega de los resultados, incluyendo un “acompañamiento médico y psicosocial, en atención a las sugerencias del Equipo Argentino y a las peticiones de las y los familiares”, según informó la Comisión en un comunicado.

Según el organismo a cargo de Perla Gómez, el proceso de revisión de los resultados, que se llevaría a cabo entre los antropólogos argentinos y familiares de las víctimas, no se terminó antes de que la PGJDF divulgara los resultados del peritaje, “a pesar de que ha sido una petición constante” de los familiares recibir primero la información relativa al caso y de que “se había acordado con la Procuraduría las acciones necesarias para salvaguardar la confidencialidad de esa información hasta el término del citado proceso”.

Por ello, además de expresar su extrañamiento por la difusión del peritaje, la CDHDF indicó que dará “puntual seguimiento” hasta el total cumplimiento de la recomendación que emitió por este caso, la cual incluye medidas de reparación integral del daño por las violaciones a derechos humanos que sufrieron las y los familiares de las víctimas.

En tanto, según Eugenia Ponce, tía de Jerzy Ortíz, este martes 6 presentarán una queja ante la CDHDF por la “filtración” de información del peritaje.

Comentarios

Load More