Reprochan cuatro años sin justicia en caso de activistas asesinados en Oaxaca

Una pinta dedicada a Jyri Jaakkola en Finlandia. Foto: Wikipedia Una pinta dedicada a Jyri Jaakkola en Finlandia. Foto: Wikipedia

OAXACA, Oax. (apro).- El Movimiento Sueco por la Reconciliación (SweFOR) y la organización Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz) enviaron una carta al presidente Enrique Peña Nieto en la que manifestaron su preocupación y extrañeza por “la falta de avances de la justicia en los asesinatos de los defensores de derechos humanos Alberta Cariño Trujillo y Jyri Antero Jaakkola”.

Jöran Lindeberg, encargado de proyecto de acompañamiento internacional en México de SweFOR, y Miguel Álvarez Gándara, presidente de Serapaz destacan en la misiva que “han pasado cuatro años de impunidad sin que se haya hecho justicia y sin haber llevado el caso a un fin de claridad”.

Es por ello que solicitaron a Peña Nieto y al gobierno de Oaxaca investiguen “de manera eficaz, objetiva e imparcial los asesinatos de Alberta Cariño Trujillo y Jyri Antero Jaakkola”, así como identifiquen y lleven a juicio a los autores intelectuales y materiales de agresiones y ataques violentos contra activistas en Oaxaca y otras partes del país.

De igual forma, pidieron que la comunidad internacional incite al Estado mexicano a cumplir con sus obligaciones derivadas del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como los plasmados en la Declaración de Defensores de Derechos Humanos de la ONU, específicamente en lo relacionado con su obligación de proteger a los activistas que se encuentran en el país.

El documento también fue dirigido al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; al gobernador Gabino Cué; a las embajadas de Suecia y Finlandia, así como a la delegación de la Unión Europea en México y a la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

En la “Carta de preocupación por la impunidad: cuatro años después de los asesinatos de Beatriz Alberta Cariño Trujillo y Jyri Antero Jaakkola”, los representantes de las ONG recordaron que el 27 de abril de 2010 la directora del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (Cactus) y el observador internacional finlandés fueron asesinados en una emboscada en Oaxaca.

Los activistas, detallaron, participaban en una caravana solidaria para brindar ayuda a la población civil del municipio autónomo de San Juan Copala cuando fueron atacados por un grupo armado, al parecer de simpatizantes de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), una organización con presuntos vínculos con autoridades locales y estatales.

En la misiva resaltaron su satisfacción de que al menos 12 órdenes de aprehensión contra presuntos victimarios fueron emitidas en septiembre de 2012.

Además, “entendemos que uno de ellos, Rufino Juárez, dirigente de la Ubisort, ya fue capturado en 2011 por otros cargos” y que su juicio empezó en 2013.

Sin embargo, “el juicio contra Rufino Juárez está parado, y que todavía los demás presuntos victimarios siguen en libertad. Estas personas obviamente podrían constituir una amenaza contra los testigos y sobrevivientes. El hecho que los sospechosos han sido señalados por presuntos vínculos con autoridades oficiales es por supuesto un factor agravante”.

Omar Esparza Zárate, quien cumplió siete días en huelga de hambre en la Ciudad de México, denunció que, por arreglos entre la clase política, el exgobernador priista Ulises Ruiz goza de total impunidad, a pesar de que “él robó, encarceló, reprimió al pueblo oaxaqueño, asesinó a dirigentes sociales, y que en su gobierno hubo desapariciones forzadas”.

Desde el campamento donde realiza un ayuno, Omar sostuvo que “no existe memoria sin justicia, ni paz sin verdad, por ello es preciso volver a decir que Bety Cariño y Jyri Jaakkola fueron ultimados no sólo por los dirigentes del grupo paramilitar Ubisort, sino desde el gobierno priista de Ulises Ruiz”.

Luego de agradecer la solidaridad ciudadana, dijo que se cumplieron siete días de estar en ayuno para exigir justicia.

“Después de cuatro años seguimos aquí, nuevamente gritando, exigiendo nuestra demanda, que es la de miles de mexicanos, donde no se puede estar peor: ¡Alto a la impunidad, a la corrupción!”, clamó.

 

Comentarios

Load More