Mexicanos son felices pese a pobreza y desempleo: OCDE

Una niña en Santa Catarina, Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia Una niña en Santa Catarina, Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia

MÉXICO, D.F. (apro).- Ni el desempleo ni el bajo nivel educativo y tampoco los escasos ingresos “pegan” en el ánimo de los mexicanos. Al contrario, ocho de cada 10 dijeron estar más satisfechos, tener sentimientos de gozo y paz, y además sentirse orgullosos de sus logros, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Al dar a conocer el Índice para una Vida Mejor, el organismo presidido por el mexicano José Ángel Gurría señaló que 82% de los mexicanos dice tener más experiencias positivas que negativas como dolor, preocupación, tristeza y aburrimiento. Esta cifra es mayor que el promedio de los 36 países integrantes de la OCDE, que es equivalente a 76%.

Según la OCDE, México ha progresado en gran medida en la última década en la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos, especialmente en las áreas de educación, salud y empleo.

No obstante, el país se encuentra en una posición baja en buena parte de los temas en comparación con la mayoría de los demás países incluidos en el Índice.

Y aunque el dinero no puede comprar la felicidad, la verdad que sí es un medio importante para lograr estándares de vida más elevados.

En México, el ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de 12 mil 850 dólares al año, cifra por debajo del promedio de la OCDE: 23 mil 938 dólares.

Pero la brecha entre los más ricos y los más pobres es considerable, aseguró el organismo internacional, ya que la población situada en el 20% superior de la escala de ingresos gana cerca de trece veces lo que percibe la población que ocupa el 20% inferior.

Eso no es todo, en términos de empleo, alrededor de 61% de las personas entre 15 y 64 años en México tienen un empleo remunerado, cifra menor que el promedio de la OCDE, que es de 65%.

Para rematar, en nuestro país la gente trabaja 2 mil 226 horas al año, cifra por encima del promedio de la OCDE, de mil 765 horas.

Por si fuera poco, casi 29% de los empleados tienen un horario prolongado de trabajo, cifra mucho mayor que el promedio de los demás países considerados en el estudio, que es de 9%.

En el rubro educativo, los números son alarmantes: En México, 36% de los adultos entre 25 y 64 años ha obtenido el equivalente de un certificado de educación secundaria, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE, que es de 75%.

A pesar de lo anterior, los mexicanos se sienten satisfechos de sus condiciones actuales vida. Son felices pese a las carencias e incluso pese a la contaminación del aire, que supera al resto de los países integrantes de la OCDE:

“El nivel de partículas atmosféricas PM10 –contaminantes del aire lo suficientemente pequeños como para penetrar en los pulmones y dañarlos– es de 29.8 microgramos por metro cúbico, considerablemente más alto que el promedio de la OCDE, que es de 20.1”, según el Índice.

 

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More