Se confrontan priistas y perredistas por encuestas en Tabasco

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- De “fantasías” tachó el PRD las encuestas del PRI en las que presuntamente ocho de cada 10 tabasqueños “ya no confían” en el gobierno de Arturo Núñez y que, si hoy fueran las elecciones, los priistas arrasarían y recuperarían la mayoría del Congreso, las alcaldías y los seis distritos electorales federales.

“El PRI seguramente levantó las encuestas de noche o madrugada porque no creemos que a los tabasqueños se les haya olvidado el saqueo y en qué condiciones dejaron el estado; tan así, que los que están naciendo hoy ya deben dinero que se robó el gobierno priista de Andrés Granier y faltan 19 años para pagarlo”, replicó el dirigente del PRD tabasqueño, Candelario Pérez Alvarado.

El perredista respondió al líder estatal del PRI, Erubiel Alonso, quien reveló que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), a través de la Secretaría de Elecciones, realiza encuestas mensuales en la entidad para conocer la tendencia electoral y que en la última, aplicada la primera semana de mayo, “ocho de cada 10 tabasqueños dijo ya no confían en el gobernador” Arturo Núñez.

Alonso Que destacó que, a lo anterior, las casas encuestadoras contratadas por el CEN reflejan que si hoy fueran las elecciones intermedias en la entidad, su partido ganaría la mayoría en el Congreso, recuperaría gran parte de las 17 alcaldías y casi todos los seis distritos electorales federales.

“Vamos por el carro completo”

El perredista Pérez Alvarado recordó que una calificadora internacional informó que la deuda heredada por el anterior gobierno priista Granier Melo –de alrededor de 20 mil millones de pesos– se terminará de pagar hasta el 2036.

“Entonces, dudamos que los tabasqueños estén pensando en regresar el poder a quienes les robaron, generaron estas condiciones de atraso y la imposibilidad de tener trabajo, pues tenemos el primer lugar nacional en desempleo, como consecuencia del saqueo”, machacó.

Sobre el malestar ciudadano por la grave crisis económica y falta de empleos, el líder perredista reconoció que la entidad tiene problemas “muy serios”, pero los generó el PRI, no el PRD ni el gobierno de Arturo Núñez quien, por el contrario, “está haciendo enormes esfuerzos para poder sacar adelante al estado”.

En 2012, el PRI perdió por primera vez la gubernatura ante el perredista Arturo Núñez Jiménez, postulado por la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano, que también ganó la mayoría en el Congreso, 10 de 17 alcaldías, los seis distritos electorales federales y las dos senadurías.

Según las encuestas del PRI, en los comicios intermedios de 2015 la tendencia se revertiría y ese partido recuperaría la mayoría del Congreso y entre 13 y 14 de las 17 alcaldías, así como 4 o 5 de los seis distritos electorales federales.

Comentarios

Load More