Abdica el rey de España

MADRID (apro).- El rey Juan Carlos de Borbón comunicó este lunes su decisión de abdicar a la Corona y transmitir la jefatura del Estado español a su hijo, el príncipe Felipe de Borbón.

“Guiado para brindar el mejor servicio a los españoles, he decidido poner fin a mi reinado y abdicar la Corona de España”, dijo el rey Juan Carlos en un mensaje grabado y transmitido horas después (13:00, hora española) en todos los medios de comunicación españoles, y en el que resaltó que la motivación de su decisión se centra en que llegó el momento de un “cambio generacional”.

“Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando, y afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana”, dijo.

Añadió: “Mi hijo Felipe, heredero de la Corona, encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica”.

Juan Carlos I explicó que el pasado 5 de enero, cuando cumplió 76 años de edad, “consideré llegado el momento de preparar en unos meses el relevo para dar paso a quien se encuentra en inmejorables condiciones de asegurar esa estabilidad”.

El príncipe de Asturias, prosiguió, “tiene la preparación, la madurez y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la jefatura del Estado y abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación”.

Cuando termine el proceso de proclamación del nuevo rey, el actual príncipe de Asturias será el rey Felipe VI.

En la embajada de México en España se dio a conocer que, pese a este anuncio, se mantiene la agenda de la visita de Estado de Enrique Peña Nieto a España, y será recibido por el rey Juan Carlos. De acuerdo con el Ministerio de Exteriores, esta podría ser la última visita de Estado de Juan Carlos I.

El monarca lleva 39 años al frente de la jefatura del Estado y capitaneó el período más largo de la democracia moderna española.

No obstante, su figura estaba muy mermada luego de escándalos en los que se vio implicada la familia real, desde sus viajes de cacería a Botswana en la semana más crítica de la crisis económica de España, hasta su presunta relación con la princesa Corina zu Sayn-Wittgenstein y el desgastante proceso judicial del Caso Nóos contra su yerno Iñaki Urdangarín y su hija, la infanta Cristina, por un caso de corrupción política que los involucra en presuntos delitos de malversación, fraude, blanqueo de capitales, falsedad y prevaricación.

En los últimos meses, pese a su debilitado estado físico, el monarca retomó su agenda institucional. Hizo por lo menos siete viajes en los últimos dos años, incluidas misiones empresariales a Marruecos, Portugal y Qatar, participó en los funerales del presidente Adolfo Suárez y entregó el premio Cervantes a la escritora mexicana Elena Poniatowska.

También estuvo en la final de la Champions de futbol y realizó un viaje a Cataluña donde coincidió con el presidente Artur Mas, con quien mantiene una relación de cierta lejanía tras iniciar éste el proceso de la consulta soberanista.

La valoración de la monarquía ha estado en sus peores momentos desde 2011. De acuerdo con el barómetro del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), la imagen del rey no remonta, pese a sus esfuerzos. Ese año la institución fue suspendida por los ciudadanos, con 4.89%. En 2013 disminuyó hasta 3.68% y este 2014 apenas repuntó en 3.72. La reina Sofía y el Príncipe de Asturias son los que tienen la mejor imagen.

En un mensaje a la nación convocado a las 10:30 horas de hoy –hora española–, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, señaló: “Su majestad el rey don Juan Carlos acaba de comunicarme su decisión de abdicar”.
Agregó: “Espero que en un plazo muy breve las Cortes españolas puedan proceder al nombramiento como rey del que hoy es príncipe de Asturias”.

El presidente elogió la labor de don Juan Carlos como “un defensor infatigable de nuestros intereses”, y confió en que el proceso de abdicación “se desarrolle en un contexto de estabilidad institucional y como prueba de la madurez de nuestra democracia”.

Dijo que el monarca deja “una impagable deuda de gratitud” a todos los españoles. Ha sido “el mejor portavoz y la mejor imagen” de España, subrayó.

El mandatario español convocó para este martes 3 a un Consejo de Ministros extraordinario para tramitar la abdicación de don Juan Carlos, debido a que existe un vacío legal ante la abdicación del rey.

Desde hace 39 años el Congreso español no había hecho reformas legales a los artículos 57, 1º y 2º de la Constitución, que ahora se harán para aprobar una ley orgánica que permita iniciar el proceso de abdicación y el traspaso de los poderes de la Jefatura de Estado al príncipe de Asturias.

El rey empezó a plantearse la posibilidad de abdicar en enero de este año, cuando cumplió 76 años. Primero comunicó su decisión al príncipe de Asturias y posteriormente al jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.

En marzo, cuando maduró la decisión, el monarca se lo comunicó al presidente Rajoy y días después al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para dar a conocer la decisión se esperó que el príncipe de Asturias regresara de su viaje a El Salvador, donde acudió en representación de España a la toma de posesión del nuevo presidente Salvador Sánchez Cerén.

El futuro rey de España tiene un protagonismo mayor en la agenda institucional y ha realizado al menos 69 viajes a la toma de posesión de mandatarios latinoamericanos y en España, ante las ausencias del rey motivadas por sus recurrentes problemas de salud.

Las reacciones

Tanto el Partido Popular (PP) como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) mostraron su lealtad al rey y al príncipe heredero Felipe de Borbón, y hablaron de normalidad en el proceso sucesorio.

Pero no todas las reacciones fueron en el mismo sentido. Izquierda Unida (IU), a través de Willy Meyer, cabeza de lista de las pasadas elecciones europeas, exigió un referéndum vinculante para que los españoles opten entre el actual modelo de monarquía parlamentaria o república.

Otros partidos pequeños, Podemos y Equo, pidieron consulta, y a través de las redes sociales se convocó en las principales plazas de las ciudades españolas, y fuera incluso, a concentraciones para preguntar a la gente si quieren un esquema de gobierno de la monarquía o de la república.

Comentarios

Load More