Banxico recorta tasa de interés a 3%

MÉXICO, DF, (apro).- El Banco de México (Banxico) no tiene duda: la economía mexicana sigue débil, y a pesar de algunos leves indicios, desde abril, de recuperación de la actividad económica, “todo hace pensar que para 2014 el crecimiento económico será menor al esperado hace apenas un par de semanas”.

Más: “El débil desempeño de la economía en el primer trimestre sugiere una recuperación más moderada que la que se había previsto para el segundo trimestre”.

Y en virtud de que la economía “no levanta”, además de que la inflación se ha mostrado a la baja consistentemente, el Banco de México decidió este viernes reducir su tasa de referencia –tasa de interés interbancaria a un día– en 50 puntos base (o medio punto porcentual), para dejarla en 3%, desde el 3.5% que estableció el 25 de octubre pasado.

El primero en brincar de alegría por esta decisión que, dicho sea de paso, desconcertó al llamado consenso de analistas privados –nadie esperaba el ajuste–, fue el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Desde Europa, donde acompaña al presidente Enrique Peña Nieto en gira por tres países, Videgaray hizo uso de su cuenta de Twitter para mostrar su abierta satisfacción.

“La decisión de @Banxico de reducir su tasa de interés de referencia es acertada, oportuna y consistente con su objetivo de inflación”, escribió en el primer mensaje en esa red social.

“La reducción de tasa de @Banxico contribuirá también a acelerar el crecimiento económico, al reducir el costo del financiamiento”, dijo en otro, con más honestidad.

Luego, en entrevista con los reporteros que también acompañan al presidente, el secretario abundó: “En opinión del Ejecutivo federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda, (el recorte de medio punto porcentual a la tasa de interés de referencia) se trata de una decisión acertada y oportuna. Una decisión acertada porque sin duda es consistente con el objetivo de mantener la inflación dentro del rango del Banco de México, en un momento en que la inflación está retrocediendo para beneficio de los consumidores mexicanos”.

También, que esa decisión “alienta el mejor desarrollo económico”, pues “tener menores tasas de interés reduce el costo del dinero y facilita una mayor actividad económica, más liquidez en la economía y mayores inversiones”.

Pero no es la primera vez que el Banco de México le echa la mano al secretario de Hacienda ante el débil desempeño de la economía durante la administración de Peña Nieto.

Cuando inició ésta, la tasa de interés era de 4.5%, tipo que se había mantenido desde el 17 de julio de 2009. La primera “ayudadita” de Banxico a Hacienda fue el 8 de marzo de 2013, cuando ya se veía que la economía en el primer trimestre de ese año sería un desastre. El banco central bajó la tasa a 4%.

En la segunda ocasión, el banco bajó la tasa a 3.75% el 6 de septiembre; luego, en la tercera, a 3.5%, desde el 25 de octubre. Y finalmente, la actual, 6 de junio de 2014, a 3%.

Y los argumentos siempre han sido los mismos: la inflación está bajo control y va convergiendo a la meta de 3%, pero también el débil desempeño de la economía, la debilidad de la actividad productiva… que son responsabilidad de la Secretaría de Hacienda.

Load More