Reporta Ríodoce que el narcotraficante “El Azul” murió de un infarto

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Según versión del semanario Ríodoce, Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, líder del Cártel de Sinaloa, habría muerto la tarde del sábado de un infarto al convalecer de un accidente.

Ríodoce cita a fuentes policiacas extraoficiales y a personas cercanas a la familia del narcotraficante quienes confirmaron la versión.

Sin embargo, parientes y amigos mantienen la información sobre el deceso de Esparragoza con absoluto hermetismo, pero trascendió que los restos del capo de Badiraguato ya fueron cremados y que sus cenizas serían trasladadas a Culiacán en los próximos días.

De acuerdo con el semanario sinaloense, El Azul, de 65 años, sufrió un accidente hace aproximadamente 15 días y salió lesionado de la columna vertebral.

Se indicó que Esparragoza Moreno quiso levantarse de su cama y que en ese momento sobrevino el infarto.

No obstante, unas fuentes aseguran que falleció en el Distrito Federal y otras que en Guadalajara, Jalisco.

El Azul era originario de Huixiopa, Badiraguato y permaneció varias décadas en el mundo del narcotráfico.

Es el decano de los capos mexicanos. Sobrevivió a varias generaciones, siempre en un estratégico segundo plano. Buen negociador y carismático entre los narcotraficantes, pero no se tentaba el corazón para aniquilar a sus rivales y era capaz de corromper policías, militares y gobernadores.

Tras la captura de Joaquín El Chapo Guzmán, El Azul era una de las dos piezas claves del Cártel de Sinaloa que seguían en libertad.

Hábil en las negociaciones para poner fin a viejos conflictos, Esparragoza sobrevivió varias décadas en el tráfico de drogas. Era el más eficaz operador de la recomposición del tejido social y financiero del narcotráfico en México.

Los principales narcotraficantes del país han tenido vínculos con él: Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero, Don Neto Fonseca Carrillo, Amado Carrillo Fuentes, Ismael El Mayo Zambada y José Albino Quintero Meraz.

Durante los años de gloria de Amado Carrillo, El Señor de los Cielos (de 1990 a 1997), al frente del Cártel de Juárez, Esparragoza fue su lugarteniente, su consejero y su negociador en México y en Colombia.

El Azul estuvo bajo la tutela de Juan José Quintero Payán, contemporáneo de Don Neto y capo anterior a Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero. Tuvo también las enseñanzas de Pedro Avilés, El León de la Sierra. Juntos llenaron las cañadas y los cerros con plantíos de mariguana y se convirtieron en leyendas, en letras de corridos.

Comentarios