Marchan médicos en apoyo a #Yosoy17; “no somos criminales”, dicen

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Miles de médicos de al menos 50 ciudades del país, de acuerdo con organizadores, marcharon hoy en respaldo al movimiento #YoSoy17, iniciado por 16 profesionales de la salud que enfrentan un proceso penal en Jalisco por la muerte de un adolescente de 15 años que padecía diabetes juvenil, obesidad mórbida y asma.

Las movilizaciones se han dado de manera simultanea en al menos el Distrito Federal, las capitales de Morelos, Jalisco, Querétaro, Tabasco, Baja California y Quintana Roo, además de las ciudades de Tijuana, Ciudad Juárez, Ciudad Madero, Tampico, León, Celaya, Irapuato y Chilpancingo.

El movimiento nacional se inició en defensa de los 16 galenos acusados de homicidio y con orden de aprehensión, “como si fuera una banda criminal”, se acusó en las diferentes movilizaciones.

En el Distrito Federal, los médicos marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo, donde tuvieron problemas para ingresar porque policías pretendieron evitar su llegada.

“Soy médico no criminal”, “Por la despenalización de la profesión médica”, se leyó en algunas de las mantas que portaban los médicos.

Vestidos con sus batas blancas y camisetas con la leyenda #YoSoy17, salieron del Monumento con rumbo al Zócalo.

Organizadores calcularon que en la marcha participaron alrededor de 8 mil médicos.

En Chihuahua, alrededor de mil galenos se manifestaron en la capital y Ciudad Juárez.

Un día antes y durante la marcha, los médicos denunciaron que colegas que trabajan en el gobierno estatal, fueron amedrentados con correrlos o castigarlos si participaban en la marcha, así como a Jesús Benavides, director de la escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Chihuahua y sus estudiantes.

Médicos que sí asistieron a la manifestación y trabajan en el sector público, denunciaron que en Chihuahua acusaron a la doctora Barbara Robles porque no atendió en el Hospital Infantil a un niño de 4 meses y lo canalizó al Hospital General, en donde está afiliado.

“El mismo sistema de salud nos obliga a canalizar a los pacientes al sector al que fueron afiliados si no representa una urgencia real, es decir, si un paciente se afilió al Seguro Popular en el Hospital General, debe acudir a éste para su atención. El bebé tenía diarrea pero no tenía signos que pusieran en peligro su vida, lo canalizó a otro hospital que está a un kilómetro de distancia, pero la suspendieron por el escándalo mediático”, indicaron.

Detallaron que el menor fue revisado y a su mamá le dieron la opción de pagar la atención en el Infantil o llevarlo al hospital General, que es donde está afiliado al Seguro Popular.

“La suspendieron sólo por un periodicazo. No se vale. El bebé no tenía cuadro grave ni fiebre u otro daño, no era una urgencia y está escrito, que debes canalizarlos a los hospitales de su sector de afiliación”, refirieron en la marcha.

Pidieron comprensión de la ciudadanía porque en los hospitales y consultorios públicos trabajan con falta de infraestructura, de camas, de material médico de todo tipo y de medicamentos.

Exigieron a las autoridades federales que destinen mayor presupuesto a la salud. “No es por decreto, no basta que el gobernador ordene que nadie se quede sin atención médica”, denunciaron.

“No es posible que en Chihuahua no haya hospitales públicos de tercer nivel, los pacientes deben ser canalizados después de meses a Torreón, o a México”, reprochó Olga Ponce.

Advirtieron que hay muchos abogados que han visto una veta acusar a médicos por negligencia y en el caso del paciente de Jalisco que falleció, aseguran que su padre que es abogado, Sergio Valente Gallardo, ha lucrado con el caso de su hijo.

En el caso de los doctores de Jalisco que pertenecen al Centro Médico de Occidente en el IMSS, el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito giró una orden de aprehensión por el homicidio de Roberto Edivaldo Gallardo Rodríguez, de 15 años.

El paciente ingresó el 15 de noviembre de 2009 por una crisis de asma, pero presentaba además problemas severos de obesidad mórbida, diabetes juvenil y era asmático.

Los galenos indican que el paciente ingresó con “paro cardiaco respiratorio de larga evolución”, lograron salvarlo en terapia intensiva pero por su gravedad, las posibilidades de recuperación, eran muy pocas. La causa de muerte fue una falla orgánica y sepsis.

Aseguran que el padre, Sergio Valente Gallardo, utilizó sus influencias en el gobierno estatal y es amigo del patólogo forense que declaró en contra de los doctores.

El paciente murió el 9 de enero de 2010 y la familia presentó la demanda AP 1944/2010 el 16 de marzo de ese mismo año, le negaron el amparo pero él siguió el proceso hasta obtener el año pasado, que consignaran de nuevo la averiguación previa, bajo el número 146/2013.

Los médicos cuestionan: ¿Son los médicos culpables de la mala genética del paciente?; el patólogo amigo del padre asegura que los médicos tuvieron que pensar en que el adolescente tenía tuberculosos, pero era un niño de 15 años con casi 200 kilos de peso y con obesidad mórbida, ¿eran signos de tuberculosis?, ¿por qué su papá que es profesionista, no lo vacunó contra la tuberculosis aun cuando hay hasta campañas de vacunación para hacerlo?

Y continuaron preguntando sobre la marcha: ¿Por qué su papá no tenía tiempo para salir a caminar con su hijo aun cuando sabía de su sobrepeso y enfermedades?, ¿por qué no le compró un seguro de gastos médicos?

E insisten en el que el padre del adolescente lucra con el caso, por lo que se manifestaron en contra de la criminalización del gremio.

En Mexicali y Tijuana, más de 200 profesionales de la salud participaron durante la mañana de este domingo en las marchas.

En Mexicali la manifestación inició a las 8 de la mañana al partir del monumento de Vicente Guerrero con destino al centro de gobierno donde integrantes del comité organizador emitieron un mensaje y expresaron las actividades que emprenderán como movimiento.

Los galenos mexicalenses que portaban lonas y pancartas con las leyendas “#YoSoy17” y “Somos médicos. No somos dioses Ni criminales”#, al llegar al estacionamiento del Centro Cívico leyeron la Carta de los Derechos de los Médicos y el pliego petitorio del movimiento.

En Tijuana, los médicos y enfermeras se manifestaron en la glorieta Cuauhtémoc de la Zona Río.

El doctor Fernando López Neblina aseguró que sostendrán reuniones con legisladores locales y federales para presentar sus inquietudes e ideas para que se presente una iniciativa que modifique la legislación actual, la cual criminaliza la actividad médica. Rechazó dar a conocer la identidad de los diputados para evitar que se preste a cuestiones partidistas o protagonismos políticos.

Además buscarán acercamiento de manera oficial con el presidente de la Comisión de Salud del Congreso local, Gerardo Álvarez, para concientizar a los legisladores sobre la situación adversa que tiene la judicialización de la atención médica.

“En la actividad médica no existe el dolo, cuando un doctor o enfermero atiende a un enfermo lo hace con todo el profesionalismo para salvar su vida, es por eso que no estamos de acuerdo con el marco legal actual”, precisó.

En este contexto, la Procuraduría General de la República atrajo la investigación de una mujer que murió hace una semana en la sala de emergencias de la clínica 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social al no brindarle servicio médico, de acuerdo a la denuncia que presentó el esposo de la víctima.

La Procuraduría General de Justicia del Estado inició una averiguación previa del fallecimiento de Rosa Cortez, de 67 años de edad, por el delito de responsabilidad médica y técnica.

En Querétaro, unos 300 médicos marcharon desde la explanada del IMSS hacia el Palacio de Gobierno.

El contingente exhibió cartulinas y pancartas en las que exige se les exima de responsabilidad penal en caso de negligencia médica.

En Cuernavaca, Morelos, unos 200 galenos partieron de la Clínica 1 del IMSS y tomaron la Avenida Plan de Ayala con dirección al Zócalo, donde realizaron un mitin.

En Guadalajara, más de 3 mil galenos y sus familias partieron del Centro Médico con rumbo a la delegación de la Procuraduría General de la República.

Los manifestantes tomaron Juan Álvarez y a su paso la Policía vial cerró los cruces, incluyendo la Calzada Independencia.

Gritaron consignas como “¡Somos médicos, no somos criminales!” y “¡17!”.

Los galenos portaban un moño negro en una de sus mangas.

En Puebla, un centenar de médicos, con batas blancas y algunas pancartas, marcharon en el centro de la ciudad.

“Médicos apoyando a médicos” fue el lema de esta protesta, que se realizó en silencio del parque Paseo Bravo hasta el Zócalo donde los manifestantes desplagaron sus pancartas.

Médicos de Tamaulipas también manifestaron su respaldo al movimiento #YoSoy17.

El presidente del Colegio de Médicos en el sur de Tamaulipas, Jorge Sánchez, dijo que los doctores de Tamaulipas y su zona metropolitana piden que se actúe con justicia en el caso de los médicos acusados en Jalisco.

La marcha salió del Hospital Regional de Pemex en Ciudad Madero con rumbo al Hospital General Carlos Canseco de Tampico, para después trasladarse a las instalaciones del ISSSTE y del IMSS.

En Guanajuato, alrededor de un millar de médicos se sumaron al movimiento #YoSoy17 en los unicipios de León, Celaya e Irapuato.

En León se calcula que unos 500 galenos, familiares y pacientes marcharon del Arco de la Calzada de los Héroes a la Plaza Mártires del 2 de Enero.

De acuerdo con los reportes, en Celaya unos 200 doctores se sumaron a una marcha por el centro de la ciudad y en Irapuato unas 300 personas atendieron al llamado.

En Chilpancingo, Guerrero, más de 100 médicos marcharon de la alameda Granados Maldonado y culminó con un mitin en el Zócalo, en el que exigieron “la despenalización médica”.

En la movilización, los galenos denunciaron al gobierno de Ángel Aguirre por la falta de garantías de seguridad para los médicos que laboran en las diversas instituciones.

“Aquí en Chilpancingo, los médicos sufren extorsiones, asaltos, pero los lugares donde hay más problemas de inseguridad es en Acapulco, Iguala y Taxco”. (con información de Patricia Mayorga y Antonio Heras).

Comentarios