Amenaza del narco obliga a desalojo de alcaldía en Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Una amenaza del narco en contra de Ignacio Basilio García, alcalde priista de Eduardo Neri, provocó el desalojo de empleados del ayuntamiento y una fuerte movilización policiaca en el poblado de Zumpango del Río.

El hecho registrado cerca del mediodía, desató una ola de pánico entre los pobladores, quienes cerraron establecimientos comerciales y se refugiaron en sus viviendas ante la posibilidad de que se registrara una balacera.

Ello, luego de que hace dos días un grupo armado atacó la comandancia de la policía municipal, localizada en este lugar, y posteriormente se enfrentara con policías federales, acción violenta que dejó un saldo de dos agresores muertos.

La comunidad, ubicada a 10 minutos de Chilpancingo sobre la carretera federal México-Acapulco, fue cercada por soldados, así como por policías federales y estatales, quienes prácticamente desplazaron a las autoridades municipales, siendo señaladas de tener nexos con el grupo delictivo Los Rojos.

Actualmente, la plaza de Zumpango es disputada por remanentes de Los Rojos y el grupo delictivo Guerreros Unidos, que se ha extendido desde la ciudad de Iguala a Chilpancingo.

Un trabajador del ayuntamiento de Eduardo Neri narró a través de redes sociales el hecho que generó terror y pánico en el poblado de Zumpango del Río:

“Lo que pasó es que enviaron un mensaje de que querían al presidente municipal y que nadie se metiera o iba a ver muchos muertos. Entonces se pidió el apoyo de los federales y demás fuerzas policiacas.

“En lo que llegaban, pasaron a decirnos a todo el personal que desalojáramos por una posible amenaza. Después, empezaron, al parecer federales, a buscar en el mercado y desalojaron el zócalo. El pánico empezó, pidieron a los negocios cerrar ante posible ataque y ya llegaron federales. El presidente municipal se quedó resguardado por policías”, finalizó el testimonio ciudadano.

Hasta esta tarde, militares y policías federales y estatales se mantenían en la cabecera municipal de Eduardo Neri y las autoridades locales no habían emitido una postura ante la situación que se vive en este lugar controlado por la delincuencia.

 

Comentarios