Entre protestas, aprueban dictamen de reformas en telecomunicaciones

MÉXICO, D.F. (apro).- Con las bancadas de la oposición de PRD y PAN divididas, tanto a favor como en contra, y con un PRI disciplinado ante la presencia de su coordinador Emilio Gamboa Patrón, los integrantes de las comisiones unidas del Senado aprobaron con 25 votos a favor y cinco en contra, en lo general, el dictamen de la ley de telecomunicaciones.

En el debate se denunció que este dictamen es contrario a los avances de la reforma constitucional del año pasado, así como de ser un “arcón de regalos” para Televisa, en especial, en televisión restringida.

Al mismo tiempo, los defensores, en especial los negociadores del PRD, negaron que hubieran recibido “línea” de la Presidencia y afirmaron que se incorporaron avances.

En una larga sesión que fue cuestionada por varios legisladores por el método para evitar la discusión, en lo particular, y ante la violencia del equipo de seguridad que sacó con violencia a seis jóvenes del Colectivo por el Derecho a la Comunicación, presentes en el recinto de la Comisión Permanente, los senadores dieron celeridad al dictamen de más de 600 páginas.

“¡No nos van a censurar!”, gritaron los jóvenes, quienes también denunciaron a los integrantes de la “telebancada”. Los inconformes a su vez transmitían la sesión por el 102.1 de FM por antena libre, para pedir también respeto a los medios comunitarios.

El senador Alejandro Encinas, en su participación, acusó de intolerancia a la mesa directiva, presidida por el panista Javier Lozano, y pidió que se revisara el papel del equipo de resguardo del Senado,  pues “no son cuerpos policiacos”.

Al inicio de la sesión, los senadores Javier Corral, Ernesto Ruffo y Marcela Torres Peimbert, del PAN, así como Alejandra Barrales, del PRD y presidenta de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, así como Manuel Bartlett, del PT, y el perredista Alejandro Encinas cuestionaron que se convocara a la sesión en un “formato especial”.

Barrales argumentó que ella, como presidenta de la comisión, no firmó la convocatoria, pues el acuerdo se tomó “en privacidad” y porque “en nada abona un ejercicio apresurado” para dictaminar más de 300 artículos, más 43 transitorios.

“Es una patología de ilegalidad”, reprochó Manuel Bartlett, del PT, a los presidentes de las mesas directivas, encabezadas por el panista Javier Lozano.

“No sólo se violan las reglas, también las reglas de la decencia. Es una falta de respeto a los senadores. Ustedes no son los dueños del Senado”, reprochó Bartlett a la Mesa Directiva.

“Si no respetan los reglamentos, ya no son la mayoría, son una banda de forajidos”, fustigó el senador petista.

Alejandro Encinas, del PRD, les recordó que se trataba de una “reedición” de lo vividoen la reforma energética. “En primer lugar, la convocatoria no fue avalada por la mesa directiva de una de las tres comisiones (la de Radio, Televisión y Cinematografía). De origen, esto representa un problema. No pueden convocarse a reuniones de comisiones unidas por mayoría. Avalo lo señalado por la senadora Barrales”, acusó.

A propuesta del senador Javier Corral, del PAN, se llamó a la votación nominal para que se aprobara o rechazara el formato.

Finalmente, se emitieron 19 votos a favor y 9 en contra.

Esta primera votación fue un retrato de cómo las bancadas del PRD y PAN estaban divididas frente a los priistas y su aliado del Partido Verde, encabezados por Gerardo Flores, que votaron unidos.

“Es un retroceso”: Barrales

En la primera ronda para argumentar a favor y en contra participaron sólo los integrantes de las comisiones. La priista Graciela Ortiz, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, se confundió hasta en los términos y dijo que la reforma tiene entre sus avances el mast carry y el mast after.

Barrales fue la única de los tres presidentes de las comisiones unidas que anunció su voto en contra. “Me pronuncio en contra del dictamen, en lo general, porque se aparta de la reforma constitucional del año pasado. Es un retroceso importante. A un año, el objetivo se diluye”, afirmó la perredista.

La senadora Barrales también argumentó en contra de establecer que los agentes económicos preponderantes deben regularse “por sector”, ya que esto permitirá la discrecionalidad.

Al argumentar a favor, el panista Javier Lozano consideró que este dictamen logra “reglas claras para todos”. El presidente de la Comisión de Comunicación anunció que se modifican los artículos 90 –que constriñe a las concesiones de uso social y comunitario a una potencia muy baja– y el artículo 290.

Desde la tarde, antes de que iniciara la sesión de comisiones, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, presumió que en la última negociación con el gobierno federal –que terminó a las tres de la mañana de este miércoles– lograron quitar la discriminación en los medios sociales.

Los panistas que argumentaron en contra del dictamen fueron el exgobernador de Baja California, Ernesto Ruffo; la senadora Marcela Torres Peimbert y Javier Corral, quien encabezó las críticas más duras a la posición del propio Lozano Alarcón.

“Esto se trata de un engaño. Es una manera de darnos la vuelta a los ciudadanos para ver un debate controlado. He visto ir y venir comitivas de legisladores a Los Pinos”, fustigó Ruffo.

En su respuesta, el perredista Zoé Robledo, quien habló a favor del dictamen, mencionó que no fueron negociaciones en Los Pinos, sino en el Senado, y que fueron “transparentes”.

En el momento que Ruffo exponía su voto en contra y Zoé Robledo decía que el dictamen logró “la rectoría del Estado”, el coordinador de los priistas, Emilio Gamboa Patrón, entró al recinto y se paseó, feliz, entre las bancadas. El líder priista saludó a Manuel Bartlett y a Javier Corral, sus más duros contendientes en este tema desde la ley Televisa.

“Regalo a Televisa”

La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert, hizo una amplia lista de argumentos en contra del dictamen. Sentenció que “la definición de preponderancia por sector constituye un error legislativo que no se subsana con transcribir el octavo artículo transitorio de la reforma constitucional”.

Peimbert advirtió que ni en temas como los derechos de la discapacidad hay avances completos, pues la reforma se “quedó muy corta”.

“Quienes aprueben este proyecto de dictamen están solapando un grave daño a la democracia. Que el poder político se concentre en unos pocos y que se mantenga así a perpetuidad”, advirtió la senadora panista. Luego de ello recibió aplausos.

El priista Enrique Burgos fue de los pocos de su partido que subió a hablar a favor del dictamen. Afirmó que, según él, no hay retrocesos. Retórico, el exgobernador de Querétaro no especificó cuáles eran los avances.

A pesar de no entrar en el detalle de los temas más polémicos, la bancada priista se puso de pie para aplaudirle a Burgos, con un Gamboa Patrón que no cabía de felicidad.

El senador panista Javier Corral afirmó que a Enrique Peña Nieto “lo doblaron a menos de dos años de su gobierno” los intereses del duopolio televisivo.

“Es una contrarreforma en el espíritu y en la letra. Terminará fortaleciendo a los monopolios. Es un golpe a la Constitución impulsado por el presidente y sus aliados en el Senado”, sentenció Corral.

El panista afirmó que en el dictamen se le otorga “un arcón de regalos” a Televisa”. Y enumeró las limitaciones: los derechos de las audiencias son limitados; se incrementan “a nivel de descaro” los tiempos de comercialización para la televisión y la radio comerciales; no se sanciona la propaganda política presentada como información, y a la Secretaría de Gobernación se le sigue entregando la administración de los tiempos del Estado.

“Ya lo sabemos: el gobierno y Televisa quieren que sólo haya un preponderante por sector. El gobierno tiene el propósito de proteger a Televisa para hacer más compras”, argumentó Corral.

Corral Jurado se explayó cuando mencionó el artículo “noveno transitorio”, cuya autoría nadie se atribuye. “Este noveno transitorio es un auténtico descaro. Le están dando fichas a Peña Nieto para que pague fichas a Televisa”, acusó.

Por último, el legislador petista Marco Antonio Blázquez argumentó, sorprendentemente, a favor del dictamen.

 

Comentarios

Load More